Email para ser visto con conexión a internet,
si no puede ver las imágenes
por favor haga clic aquí
https://www.devocionalescristianos.org/devocional/sabado12.htm

Porque él (Cristo) es nuestra paz.
Vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejosí
Por medio de él? 
tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. 
Efesios 2:14, 17-18.

A los que desean la paz

       La paz entre las naciones no es más que una utopía. La paz universal sólo será establecida cuando Jesús, el Príncipe de paz, reine en la tierra. Él la impondrá por su soberana autoridad. Felizmente la tierra gozará la paz de que fue privada desde el pecado inicial de Adán y Eva.

       El hombre tampoco puede conocer la paz en su conciencia y en su corazón mientras no se reconcilie personalmente con Dios. Todos somos rebeldes por naturaleza; es necesario que reconozcamos sinceramente que tal como somos no podremos presentarnos ante el supremo tribunal. Nuestra alma no tiene paz mientras no haya aceptado al Señor Jesús como su Salvador personal, quien hizo la paz por la sangre de su cruz. Entonces el creyente justificado ante Dios tiene paz con él; su conciencia limpiada no lo turba más, su corazón experimenta el amor de Dios y descansa apaciblemente en él. Al conocer a Dios como su Padre, le confía sus preocupaciones, y la paz ?que sobrepasa todo entendimiento? llena su alma (Filipenses 4:7). Cualesquiera sean los disturbios en el mundo y las pruebas personales que lo afectan, él avanza hacia la morada del descanso celestial, diciendo como la oveja del Salmo 23: ?No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo?. Y Jesús también nos dice: ?La paz os dejo, mi paz os doy? No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo? (Juan 14:27).

       ?Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo? (Romanos 5:1).
 

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 29.084 suscriptores.