Inicio » Dios » para reflexionar…

para reflexionar…

Carta a una mala amiga

Querida amiga:

se que cuando recibas esta carta no te afectará lo que pongo en ella,

ya que seguirás teniendo tantos admiradores como por desgracia siempre has
tenido.

Cuando nos presentaron apenas me gustaste.

Fue el paso de los días lo que hizo que poco a poco me gustase cada vez más
estar contigo.

Ya no me conformaba con verte sólo los fines de semana, sino que también
salía a tu encuentro cualquier día.

Fue tanto el gusto que le agarré a nuestra relación que ya apenas salía con
mis compañeros.

Poco a poco me fuí apartando de ellos, unos porque no te querían y me
aconsejaban que te dejara,

y otros porque también estaban enamorados de ti y no quería compartirte con
ellos.

Nuestra relación cada vez se hacía más íntima; ya no vivía sino para ti.

Mi primer error fue dejar de lado a mi familia.

Más tarde y también por tu culpa perdí mi trabajo porque no le prestaba la
atención suficiente; terminaron por despedirme.

Pero nuestra relación seguía hacia adelante.

Era tal la dependencia que tenía por ti, que ya apenas podía hacer nada si
no te tenía a mi lado.

Con todo hay que añadir el tren de vida al que me tenías sometido.

Pronto tuve que robar para poder estar juntos, aunque tú,

no contenta con lo que estabas haciendo de mi vida, cada vez me exigías más
y más.

Has deteriorado mi vida, mi salud, mis proyectos, mi libertad.

Gracias a Dios me he dado cuenta a tiempo de que tu relación sólo me trae
desgracias.

Es por eso que he decidido escribirte estas líneas para romper
definitivamente,

con la esperanza de que todo aquel que lea esta carta y tenga la desgracia
de haberte conocido,

también pueda darse cuenta a tiempo de que también destrozará su vida.

Hasta nunca.

P.D.: Si tienes la desgracia de conocerla y tu amor por ella te impide
dejarla, pide ayuda,

y sobre todo no se la presentes a ningún amigo que quieras de verdad.

Ella es… la droga.

Que Dios te bendiga !!!

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte