Devocional Cristiano – El Renuevo

Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Isaías 11:1

Después de que no sólo el reino del norte de Israel, sino también Judá y la familia real de David se entregaron por completo a la idolatría, Dios permitió que los judíos fueran llevados en cautiverio a Babilonia. Entonces Judá dejó de ser una nación independiente y con esto se acabó provisionalmente la monarquía oficial de David. Sin embargo, el tronco de Isaí (el padre de David) permaneció. En el tiempo determinado por Dios se cumplió la profecía de Isaías. La raíz de David retoñó y produjo un vástago: Jesucristo, el verdadero hijo de David.

En los profetas, otras referencias a ese vástago aluden a Cristo, como el Espíritu Santo nos lo muestra en los evangelios.

Jeremías 23:5 dice: He aquí que vienen días en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey. Del mismo tenor es el capítulo 33:15. En el evangelio de Mateo hallamos al renuevo presentado como Rey (Mateo 2:2; 21:5).

En Zacarías 3:8 está escrito: He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo. Esto nos lo recuerda el evangelio según Marcos, quien nos presenta al Señor Jesús como siervo y profeta.

Zacarías 6:12 habla del varón cuyo nombre es el Renuevo. Este pasaje alude al Hijo del Hombre, designado así en el evangelio de Lucas.

Finalmente, Isaías 4:2 menciona el renuevo que será para hermosura y gloria. Es lo que el Señor Jesús fue como Hijo de Dios, tal como le vemos desde el primer capítulo del evangelio de Juan: Vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre (1:14).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí