DEVOCIONAL CRISTIANO – AGUAS REFRESCANTES

Meditaciones y pensamientos basados sobre textos biblicos. Al avanzar en su lectura diaria el lector observará una feliz combinación de profundidad espiritual con una aplicación sensata y práctica para el diario andar del creyente. Sera un verdadero refresco espiritual para el cristiano que anhela una renovación permanente de su vida con el Señor.

Watchman Nee

Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y exten­diéndome a lo que está delante, prosigo Filipenses 3: 13

Dado que Dios actúa en la historia, el fluir del Espíritu Santo es siempre hacia adelante. Nosotros que servimos en el mundo hoy, hemos heredado grandes riquezas por medio de los siervos de Jesucristo que ya han realizado su .contribución a la Iglesia. No podemos sobre-estimar la grandeza de nuestra herencia, ni tampoco podemos estar lo suficientemente agradecidos a Dios por ella. Pero si en el día de hoy procuramos ser un Martín Lutero o un Juan Wesley, estaremos errando nuestro destino y no llegaremos a alcanzar el propósito de Dios para esta generación, pues nos estaremos moviendo hacia atrás mientras que la corriente del Espíritu avanza hacia adelante. Toda la corriente de la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, es un movimiento progresivo.

Los hechos de Dios son siempre nuevos. Aferrarnos al pasado deseando que Dios actúe como lo ha hecho antes, involucra el hecho de encontrarnos fuera de la corriente central de los propósitos de Dios. La actividad divina fluye de generacion en generacion, y aún en la nuestra continúa en forma ininterrumpida, de una manera firme y progresiva.

¡Jesús es el Señor!