¡CÓMO DESPRECIÉ LA CORRECCION!

“¡Cómo pude despreciar la corrección! ¡Cómo pude rechazar las reprensiones! ¡No quise escuchar a mis maestros, no atendí a los que me instruían, y por poco llego al colmo de la desgracia ante la comunidad entera!”
____________________

Proverbios 5:12-14 (DHH)

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí