LOS CRISTIANOS – DANDO MALA REPUTACIÓN A LA CODICIA

Lectura: Proverbios 1:10-19

Tales son los caminos de el que se beneficia por la violencia: quita la vida de sus poseedores. Proverbios 1:19

Cuando el celebre pitcher de reserva Dennis Eckersley firmó un contrato de dos años con los Oakland A en 1992, la prensa lo hizo notar. Como agente libre, Eckersley habría podido unirse a otros equipos por mucho más dinero. Pero los A le habían dado su primera oportunidad en el béisbol, y su segunda oportunidad después de debatirse con el alcoholismo. La lealtad tuvo la precedencia sobre el dinero.

La codicia es un anhelo insaciable de más y más. Puede motivar a una persona a edificar un enorme imperio, a menudo a costa de los demás. Seduce a los ricos a hacerse más rico y no prestar atención a los pobres que se empobrecen más.

Jesús no condena la riqueza ni las ganancias, pero siempre nos llama a poner Sus intereses en este mundo por encima de todo lo demás. La palabra codicia no aparece frecuentemente en la Biblia, pero aparece en las advertencias de la Escritura acerca del peligro de vivir sólo para acumular más y más de los bienes de este mundo.

Cuando vemos a Dios satisfaciendo nuestras necesidades, la gratitud y la fe que crecen en nuestros corazones nos llevarán a tomar decisiones que den mala reputación a la codicia.

LOS CODICIOSOS SIEMPRE PIERDEN MÁS DE LO QUE GANAN.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí