Lectura: Mateo 23:13-23

EL MUNDO AFUERA

…Habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad….Mateo 23:23

Oí hablar de un juez que usaba etiquetas adhesivas para parachoques con el propósito de estimular a la gente a que condujese mejor. A las personas culpables de conducir en estado de embriaguez les daba dos opciones.

La primera opción era pegar el siguiente mensaje en el parachoques del vehículo: ….El dueño de este auto es un conductor borracho convicto….. Casi todos los transgresores preferían la segunda opción del juez: Inscribase en un programa para tratamiento del alcoholismo. A la mayoría de la gente le importaba lo que otros pensaran de ellos y quería mantener una buena imagen.

El temor de la verguenza se aplica a otra clases de conducta inaceptable.Por ejemplo no muchos de nosotros estaríamos dispuestos a caminar con una señal sobre la espalda que dijese algo así: Peligro:  soy un cristiano que no pasa tiempo en oración ni en el estudio de la Biblia. Tampoco querriamos llevar un letrero que dijese: Advertencia : soy un hijo de Dios a quien le gusta mucho el chisme. …O …Cuidado: estoy bajo la lujuria y no por el amor.

Si Dios nos exigiera llevar un letrero así, ¿impediría nuestro deseo del respeto de los demás que reveláramos nuestra verdadera condición espiritual? La manera en que contestamos esa pregunta dice mucho acerca de nuestro sentido de verguenza delante del Señor, quien sienpre nos juzga con precisión1Pedro 1:17). ¿Es posible que temamos a su opinión menos que la opinión de los demás.

UNA MEDIDA DE NUESTRA SEMEJANZA A CRISTO ES NUESTRA SENSIBILIDAD AL SUFRIMIENTO DE LOS DEMÁS.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí