¡No permita que el Enemigo le lleve a hacer algo que no sea exactamente lo que Dios quiere!

¿Sabía que a veces hasta puede ser tentado a hacer cosas buenas que no son exactamente lo mejor? ¡No todas las oportunidades son del Señor! ¡Algunas pueden ser trampas del Enemigo, celadas, emboscadas, desvíos, vías muertas o verdaderos desastres puestos en su camino por el Enemigo para tratar de distraerle! ¡Si no logra detenerle, trata de evitar que haga lo más importante, intenta desviarle para que pierda el tiempo en algo que le ha hecho creer que es bueno! ¡El Enemigo intenta distraerle de las cosas que deberían tener su interés, para que se ocupe de otros asuntillos hasta que lo más importante ya haya pasado! (1 Reyes 20:40)

¿Cómo va a distinguir entre la voz de Dios y la voz de Satanásí Bueno, ¡si le dice que haga algo malo sabrá que se trata de Satanás! ¡Si le dice que haga algo bueno, sabrá que es la de Dios! ¡Esto también se aplica cuando el Enemigo le dice que haga algo bueno y Dios ya le ha dicho que haga algo mejor!
¡De modo que no permita que el Enemigo le distraiga para que deje de hacer lo mejor! ¡Lo mejor de Dios!

Padre Celestial, se que Satanás te pide permiso para zarandear nuestras vidas, también se que los Hijos de Dios tienen intercesor en Jesucristo para que nuestra fe no falte, yo no quiero ser presa fácil de los ataques del Enemigo, quiero estar bajo la coraza de la Sangre de Cristo, por eso hoy lo recibo en mi corazón y confieso con mi boca a Jesucristo como mi Señor y Salvador personal, y en su nombre te pido me cubras con su Sangre preciosa para ser una persona limpia de todo pecado y para estar bajo la coraza de su poder. E n Jesucristo.
¡¡Amén!!

Porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas. A JESUCRISTO sea toda Gloria, Honra y Honor, por los siglos de los siglos. ¡Amén!