EL JUSTO FLORECERÁ COMO LA PALMERA

«Yo fui joven, y envejecí, pero nunca ví una persona justa desamparada, ni jamás ví a sus hijos pedir limosna. A todas horas siente compasión, y da prestado; sus hijos son una bendición.»

Salmos 37:25,26 (DHH)

LEA SU BIBLIA

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí