ººººº Oro Refinadoººººº

Una circunstanciamuy notable es el que los colores màs brillantes de las plantas se ven en las montañas màs elevadas, en lugares expuestos a los tiempos màs tempestuosos. Los liquens musgos de mejor colorido, los preciosisìmos colores de las flores silvestres màs atractivas, abundan a la interperie de las alturas elevadas, en los picos de las montañas limpiadas por la tormenta. Una de las mejores vistas de colorido orgànico que hevisto en mi vida, fùe cerca de la cima del Monte Chenebettaz, una colina de 10.0000 pies de altura que se encuentra inmediatamente sobre el gran St. Bernard Hospice.Toda la parte de una gradìsima roca estaba cubierta con un vivìsimo color amarillo de las flores de los liquens, que brillaba a la luz del sol como las murallas doradas de un castillo encantado. Allì, en aquella regiòn elevada, entre las màs ceñuda desolaciòn, expuesta a las tempestades màs terribles del cielo, estos liquens exhibìan un color de gloria, como jamàs se ha visto en el valle cobijado. Al escribir estas lìneas tengo delante de mì dos ejemplares del liquen, uno del Gran San Bernard y el otro de la pared de un castillo Escocès, prodamente encrustado entre los sicòmoros; y la diferencia que existe entre ellos en su forma y colorido es de lo màs sorprendente. Los ejempleres creados entre la grandes tormentas de los picos de la montaña, son de un color verde- amarillo precioso, y su textura es suave y completa en perfil; mientras que los ejemplares que se crìan entre los vientos apacibles y las lluvias delicadas de las tierras bajas de los valles, son de un color obscuros rojizo y una textura costrosa y un contorno quebrantado. ¿No sucede lo mismo con el Cristiano que es afligido, balanceado por la tormenta y que no es consolado? Hasta que las tormentas y vicisitudes de la providencia de Dios no lo golpean una y otra vez, su caràcter aparece estropeado y nublado; pero las pruebas hacen que la obscuridad desaparezca, perfecciona su manera de ser, y da claridad y bendiciones para su vida.

Manantiales En El Desierto