Una Carta Para Dios

“Señor, tù que eres bueno y proteges a todos los niños de la Tierra, quiero pedirte un favor;  transfòrmame en un televisor..

Para que mis  padres me cuiden como lo cuidan a el, para  que me miren con el mismo interès como mi  mamà mira “Betty la Fea”, o papà el Noticiero.

Quiero hablar con algunos animadores, por ejemplo, Michelena, Polo Baquerizo, Don Francisco, que, cuando lo hacen toda la familia se calla para escucharlos con atenciòn y sin interrupciones.

Quiero sentir que mis padres se preocupen por mi, tanto como lo hacen con el televisor cuando se descompone y ràpidamente llaman al tècnico.

Quiero ser un televisor para ser el mejor amigo de mis padres y su hèroe favorito.

“Señor por favor…aunque sea por un dìa…. Dèjame ser un televisor”.

Cuando observas que la autoimagen de un niño mejora, veràs conquistas significativas en el campo de los logros, pero aùn mas importante que eso, veràs a un niño que empieza a disfrurar màs de la vida.

La Dulce Tintura De La Hermana Bacha