Aunque te Duela…   y llores amargamente 

La verdad es que tú tienes toda la disposicion en AGRADAR a Dios las 24 horas de cada día?   en amarle?   en servirle, eso es indiscutible; PERO te encuentras que hay  momentos en tu vida que se te vuelven MAS OSCUROS que de costumbre; en los que tus debilidades  naturales EXIGEN sus derechos; en los que no ves la META que te habías trazado, ni los ESTIMULOS que te animan a seguir adelante. Sientes como que si estuvieses  dando vueltas a la deriva en un oscuro túnel que no te lleva a ninguna parte o como que si las CONVICCIONES que tienes se te nublan.

Sencillamente  ¿No ves a Dios por ningún lado?

Existen muchas razones para que eso suceda; pero UNA  por la que NO VES a Dios con los ojos de la fe, es porque sigues TOLERANDO ciertas  INTERFERENCIAS o ESTORBOS que no has de tener por ningún motivo que justifiques de tu parte.

Tu, con tu actitud estas opacando, la VISION CORRECTA que has de tener. Muchos días nublados en los que no ves el sol, han sido ocasionados por tu culpa; no porque Dios lo haya querido, sino porque tú lo has decidido.

Tú sabes PERFECTAMENTE hasta de sobra que no has de alimentar ni consentir a esos estorbos, pero allí están.  Dios te lo ha confirmado un sinfín de veces por diversos medios. Y el problema básico es porque:

¿O no puedes?
¿O no quieres?

¿NO PUEDES?

porque son mucho más fuertes que tú. Te han llegado a dominar a tal grado que te sientes como dentro de una carcel de máxima seguridad de la que nunca saldrás Te sientes como que si cadenas de acero te impiden movilizarte de donde estas atorado o atorada; no puedes porque estan tan ENRAIZADAS en tu interior que es imposible que puedas sacarlas con tus propias fuerzas o deseos; no puedes porque ves que esas puertas que tu quieres que se abran, están bien cerradas.   Tu sabes perfectamente en estos instantes lo que Dios te esta queriendo decir?

¿NO QUIERES?

porque estas interferencias te resultan tan agradables y gratificantes que no sientes el mas mínimo deseo de hacerlo AUNQUE SEPAS QUE NO TE CONVIENE. Te sientes tan cómodo o cómoda que no quieres salir de esa situación que Dios no aprueba.  Verdad que es muy doloroso??

Esto prácticamente se te ha constituido en un ENORME AGUIJON que no te puedes sacar. No te lo puedes quitar o simplemente no te lo quieres quitar. Seamos sinceros. La verdad es que NO PUEDES o NO QUIERES; esa es la razón fundamental.

Es ahora cuando te has confrontado con tu debilidad?  con tu lado humano con tus deseos mas intensos con tu verdadera condición natural, la cual no puedes negar por ningún motivo?

Sin embargo, que quede claro que EN NINGUN MOMENTO TE JUSTIFICA para que sigas cargando todas tus interferencias, sino que es necesario y urgente deshacerse de ellas AUNQUE TE DUELA y LLORES AMARGAMENTE; pero valdrá la pena. 

De eso no has de tener ni la menor duda? Te lamentaras y lloraras un poco de tiempo pero después las heridas sanaran y podrás verlo todo bajo la óptica de Dios, quien en ningún momento de tu vida de ha dejado y abandonado, de esto puedes tener toda la certeza.

Quiero decirte que esas INTERFERENCIAS que has consentido en tu vida, han ATRASADO seriamente muchas cosas que ya deberían estar en marcha, pero como las sigues tolerando por eso estas en esta situación de ESTANCAMIENTO. 

Dios no quiere que te sigas atrasando mas, sino lo contrario; por eso estas viendo una serie de circunstancias que no entiendes

Observa tus interferencias
Tu sabes cuales son, Dios ya te las hizo saber?
Y te las ha mostrado muy claro?
Esa es la razón por la que te cuesta ver con los ojos de la Fe, porque se INTERPONEN entre Dios y tu.

Mira?
No hay nada mejor que los PROPOSITOS de Dios se cumplan en tu vida.

De que sirve que te afiances en lo perecedero o en lo aparente?
De qué sirve?

De nada!!!

Lee lo que dice Marcos 9:43-48.

Da el paso de fe y renuncia con ahora con valor a toda INTERFERENCIA que exista entre tu y Dios; pidele que con toda libertad TE CONSUMA eso que tu NO PUEDES  o NO QUIERES destruir aunque te duela en los mas profundo de tu ser.

Dios no desea que te eches a perder, y por eso quiere aplicarte el tratamiento de CONSUMIR tus interferencias por muy fuertes, atractivas y gratificantes que sean.

Es doloroso. ¿Quién dijo que no?

Pero tendrás la ventaja que quien te estará sosteniendo en sus brazos de amor y misericordia será el mismo Dios.

Tu creador y sustentador; y el no permitirá que te malogres; será un procedimiento extraño que a la larga tendrá resultados enormes de bendición para tu vida y para las personas con quienes convives.

No conocerás la frustración aunque así lo parezca, pero será parte del tratamiento. Dios te lo garantiza?

Fijate como es Dios, quien tendrá misericordia de ti, al no dejar que siga creciendo aquello que tú dejaste crecer y que sabias que no estaba dentro de su voluntad.

Así que aunque te duela y llores amargamente, deja que Dios CONSUMA con su fuego todo lo que interponga entre El y Tú?

Enlaces de Devocionales Grupos