Es-real-el-cielo-que-dice-la-biblia-versiculos-biblicos
¿ES REAL EL CIELO? El CIELO ES REAL, ASÍ LO ENSEÑA LA BIBLIA

¿Existe alguna prueba de que el cielo es real?

No existe, sobre la faz de la tierra, ningún punto de referencia que nos pueda dar una EXPLICACIÓN LÓGICA de lo que sucede después que muere un cristiano. Por su parte, la Ciencia argumenta y pretende demostrar que todo termina cuando las funciones vitales del cuerpo humano cesan; en cambio, diversas filosofías que han surgido a lo largo de la historia humana, pretenden dar respuestas con razonamientos adaptados a la lógica humana y para todos los gustos.

No hay duda que los puntos de vista que predominan en el mundo ejercen una influencia tal sobre enormes cantidades de personas ansiosas de encontrar una respuesta a este misterio que tarde o temprano todos los mortales hemos de enfrentar.

Nosotros como cristianos no hemos de dejarnos influir ante cualquier viento de doctrina fascinante y convincente que pretenda derribar nuestras firmes convicciones que Dios nos ha dicho en su Palabra Revelada, por lo que es importante poner la mirada en  el punto de vista de Dios que es absoluto y no en los razonamientos relativos creados por el ser humano.

Para ampliar lo que expongo anteriormente, hago mención de tres posturas con respecto a la vida después de la muerte:

1. Los que no aceptan que exista un lugar real después de la muerte para quien ha creído en Jesucristo.

2. Los que si creen que existe el cielo, pero lo amoldan con las realidades terrenales.

3. Los que creemos que no existe ningún punto de comparación entre lo que vivimos en este mundo terrenal y lo que viviremos en el cielo.

LOS QUE NO ACEPTAN QUE EXISTA UN LUGAR REAL DESPUÉS DE LA MUERTE PARA QUIEN A CREÍDO EN CRISTO.

Tal es como el caso de los racionalistas, los materialistas y todos aquellos que niegan la existencia de Realidades Espirituales, y obviamente la existencia de Dios.
Pienso que el punto de partida del que no acepta que exista EL CIELO, es aquel que niega la existencia de Dios. Estas personas no son capaces de admitir que exista una Causa Trascendente, Todopoderosa, Viva, Eterna e Inteligente que haya creado todo cuanto existe y que
haya creado al ser humano con propósitos eternos.

Me pregunto: Que acaso las evidencias que se dan en el universo no son razón suficiente para demostrar la existencia de esta causa eterna a quien llamamos Dios.

El Apóstol Pablo hace mención de esta situación tan necia de parte de los seres humanos:

PORQUE LAS COSAS INVISIBLES DE Él, SU ETERNO PODER Y DEIDAD, SE HACEN CLARAMENTE VISIBLES DESDE LA CREACIÓN DEL MUNDO, SIENDO ENTENDIDAS POR MEDIO DE LAS COSAS HECHAS, DE MODO QUE NO TIENEN EXCUSA. PUES HABIENDO CONOCIDO A DIOS, NO LE GLORIFICARON COMO A DIOS, NI LE DIERON GRACIAS, SINO QUE SE ENVANECIERON EN SUS RAZONAMIENTOS, Y SU NECIO CORAZÓN FUE ENFEBRECIDO. PROFESANDO SER SABIOS, SE HICIERON NECIOS (Romanos 1:20-22).

Nadie tiene excusa para negar que todo cuanto existe es efecto de una Causa Originadora de todo; pues es imposible que las cosas se hayan creado y organizado por si solas. Si esta Causa Divina a la que llamamos Dios no existiese, entonces NADA existiría. No hay excusa para argumentar la NO existencia de esta causa. Son más lógicas las pruebas de la existencia de un CREADOR, que las pruebas que niegan lo contrario. ¡No hay excusa! Yo conozco una persona que se niega rotundamente a creer en Dios, en las realidades espirituales, en los ángeles y en la vida después de la tumba; se niega a creer por la sencilla razón que su intelecto no logra afianzar todas estas verdades trascendentes. Lo que está haciendo esta persona es OBSTACULIZAR su intelecto; está queriendo ajustar a Dios en sus categorías mentales. Su orgullo le ha impedido ver las evidencias de un Creador Eterno e Inteligente que creo todo cuanto existe. Un Creador que es la CAUSA PRIMERA de todo lo que existe. Un Creador que no necesita de otra causa para existir, porque si lo necesitara jamás hubiese sido y tampoco nada existiera…

Además, hay una ley instintiva en el interior del ser humano que le ha llevado a tener la convicción de la existencia de un ser supremo; de la existencia de un SER que está más allá de la realidad que perciben los sentidos. Esta convicción sobrenatural ha producido la necesidad de relacionarse por diversas formas con este ser supremo e inteligente.

Si haces un estudio exhaustivo de las diferentes culturas que han existido a lo largo de todos los siglos, verás este rasgo común en cada una de ellas: La creencia de un ser supremo, de su relación con él y de la existencia de un lugar real para después de la muerte.

Dios no va a crear al ser humano y ponerle el instinto natural de buscarle, si despues lo dejara olvidado en el tiempo y en una tumba fria.

Veamos la segunda postura:

LOS QUE SI CREEN QUE EXISTE EL CIELO, PERO LO AMOLDAN CON LAS REALIDADES TERRENALES.

Quiero transcribir acá un argumento que los Saduceos le presentaron a Jesús, para ridiculizar la existencia del cielo; aunque los Saduceos no creían en las realidades espirituales, quisieron presentarle a Jesús de una forma irónica esta trampa. Veamos el Texto Bíblico:

ENTONCES VINIERON A EL LOS SADUCEOS, QUE DICEN, QUE NO HAY RESURRECCIÓN, Y LE PREGUNTARON, DICIENDO:  MAESTRO, MOISÉS, NOS ESCRIBIÓ QUE SI EL HERMANO DE ALGUNO MURIERE Y DEJARE ESPOSA, PERO NO DEJARE HIJOS, QUE SU HERMANO SE CASE CON ELLA, Y LEVANTE DE DESCENDENCIA A SU HERMANO.

HUBO SIETE HERMANOS; EL PRIMERO TOMO ESPOSA, Y MURIÓ SIN DEJAR DESCENDENCIA. Y EL SEGUNDO SE CASÓ CON ELLA, Y MURIÓ, Y TAMPOCO DESOBEDIENCIA; Y EL TERCERO DE LA MISMA MANERA. Y ASÍ LOS SIETE, Y NO DEJARON DESCENDENCIA; Y DESPUÉS DE TODOS MURIÓ TAMBIÉN LA MUJER. EN LA RESURRECCIÓN, PUES, CUANDO RESUCITEN. ¿DE CUÁL DE ELLOS SERÁ ELLA MUJER, YA QUE LOS SIETE LA TUVIERON POR MUJER?

ENTONCES RESPONDIENDO JESÚS, LES DIJO: NO ERRÁIS POR ESTO, PORQUE IGNORÁIS LAS ESCRITURAS, Y EL PODER DE DIOS?  PORQUE CUANDO RESUCITEN DE LOS MUERTOS, NI SE CASARAN NI SE DARÁN EN CASAMIENTO, SINO QUE SERÁN COMO LOS ÁNGELES QUE ESTÁN EN LOS CIELOS.

PERO CON RESPECTO A QUE LOS MUERTOS RESUCITAN. NO HABÉIS LEÍDO EN EL LIBRO DE MOISÉS COMO LE HABLO DIOS EN LA ZARZA, DICIENDO: YO SOY EL DIOS DE ABRAHAM, EL DIOS DE ISAAC Y EL DIOS DE JACOB. DIOS NO ES DIOS DE MUERTOS, SINO DE VIVOS; ASÍ QUE VOSOTROS MUCHO ERRÁIS (Marcos 12:18-27).

Muchas personas, e incluso cristianos, caen en el error de imaginar al Cielo con la misma perspectiva como miramos las cosas aquí en la tierra. Han llegado a visualizar el Cielo como si fuese una sucursal de las realidades terrestres con las mismas actividades y relaciones actuales. Muchos cristianos, de buena fe, describen el cielo como campos verdes inmensos y flores multicolores; otros se imaginan que estarán flotando en una nube por toda la eternidad tocando un arpa sin cesar; otros durmiendo bajo la sombra de un árbol; otros paseando con su familia por los paisajes celestiales. Todo esto son esfuerzos humanos para imaginar el Cielo. No hay duda que la imaginación humana es muy creativa, al grado tal de producir películas de lo que será allá arriba.

Sin embargo la descripcion que Pablo hace del Cielo es totalmente diferente:

CONOZCO A UN HOMBRE EN CRISTO, QUE HACE CATORCE AÑOS; SI EN CUERPO, NO LO SE; DIOS LO SABE, FUE ARREBATADO HASTA EL TERCER CIELO. Y CONOZCO A TAL HOMBRE, QUE FUE ARREBATADO AL PARAÍSO, DONDE OYÓ PALABRAS INEFABLES QUE NO ES DADO AL HOMBRE EXPRESAR (2 Corintios 12:2-4).

Aquí dice claramente que este hombre oyó palabras inefables, palabras que el ser humano no puede expresar verbalmente. Es algo que está más allá de la comprensión humana.

Dice también:

COSAS QUE OJO NO VIO, NI OÍDO OYÓ, NI HAN SUBIDO EN CORAZÓN DE HOMBRE, SON LAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN (1 Corintios 2:9).

Así que por mucho que intentes imaginarte como será el Cielo, esta demás. Jamás darás en el clavo; por mucha imaginación creativa que poseas. Pero si de lo que has de tener convicción es que Dios es un Dios de VIVOS; y todo aquel que se une a él por medio de Jesucristo, tendrá LA VIDA.

Tu mente solamente alcanza a conocer LO QUE ES LIMITADO, no comprende lo que es ILIMITADO. Es decir, lo que no se puede medir ni alcanzar.

Por mucho que tú te esfuerces en comprender la naturaleza de Dios con todos sus atributos… Por mucho que esfuerces comprender las realidades espirituales o el mundo espiritual…

Por mucho que te esfuerces por entender que es lo que le espera al cristiano, después ha pasado las fronteras del mundo material…  Por mucho que te esfuerces no lo lograras. Es totalmente imposible. Es como si quisieras meter en un vaso todas las aguas del mar.

Por mucho llegues a estudiar temas de espiritualidad o conceptos teológicos de las realidades espirituales, jamás comprenderás su esencia. Siempre llegarás a un conocimiento relativo de lo que en realidad ES. Llegarás a adquirir una luz tenue e imperfecta…

Por mucho que pretendas también transmitir y describir a los demás las riquezas espirituales que nos aguardan para cuando seamos trasladados de este mundo al otro, tampoco tus palabras alcanzaran dicha descripción.

Que te quede claro que mientras estés habitando este mundo limitado, estarás morando entre realidades IMPERFECTAS, OPUESTAS Y ENGAÑOSAS; ya que lo que ahora percibes es por medio de tus sentidos y que a su vez están condicionados a tu cuerpo físico. Es hasta que dejes el cuerpo cuando tu espíritu comprenderá muchas cosas que ahora no se pueden entender.

Hoy tus pensamientos son relativos y tus palabras extremadamente limitadas porque juzgan con base en tus sentidos o a tus razonamientos. Por esa razón es que Jesús presento todas las verdades espirituales que enseñaba por medio de parábolas.

Definitivamente que las realidades espirituales chocan totalmente con las realidades físicas, y mientras más trates de comprenderlas con tu razón, más frustración encontraras.

PERO EL HOMBRE NATURAL NO PERCIBE LAS COSAS QUE SON DEL ESPÍRITU DE DIOS, PORQUE PARA EL SON LOCURA, Y NO LAS PUEDE ENTENDER, PORQUE SE HAN DE DISCERNIR ESPIRITUALMENTE (1 Corintios 2:14).

No permitas que nada te engañe y te conduzca a una visión distorsionada de la realidad. Ninguna filosofía humana, ninguna teoría, ni nada construido por la mente finita del hombre.

NO MIRANDO, NOSOTROS LAS COSAS QUE SE VEN, SINO LAS QUE NO SE VEN; PUES LAS COSAS QUE SE VEN, SON TEMPORALES, PERO LAS QUE NO SE VEN SON ETERNAS (2 Corintios 4:18).

Por esa razón es que Dios se hace visible en Jesús para que pudiésemos entender su lenguaje y sus propósitos de manera clara. Ver Juan 1:18 y Colosenses 2:9 y es en el dónde has de poner tu mirada. Ver Colosenses 3:1-4.

Esto es algo que no puedes percibir con tu mente (1 Corintios 2:6-16). Es por ello que necesitas convicción sobrenatural para comprenderlo. Es necesario que tus ojos sean abiertos para poder ver en Jesús, al Dios Invisible.

YO SOY LA LUZ DEL MUNDO; EL QUE ME SIGUE NO CAMINARA EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRÁ LA LUZ DE LA VIDA (Juan 8:12).

Veamos ahora la tercera posición:

LOS QUE CREEMOS QUE NO EXISTE NINGÚN PUNTO DE COMPARACIÓN ENTRE LO QUE VIVIMOS EN ESTE MUNDO TERRENAL Y LO QUE VIVIREMOS EN EL CIELO.

¿Cómo es el Cielo? Me imagino que muchas veces nos habremos formulado esa pregunta. Ya vimos en las dos razones anteriores que es imposible negar la existencia de un Dios Creador y dador de Vida; y, por otro lado, que es imposible también amoldar de acuerdo a nuestras categorías mentales las realidades espirituales que están más allá de nuestros sentidos.

¿Pero como es el Cielo? No sé…  Solo sé por la FE que lo hay; porque Dios mismo lo ha prometido para aquellos que vivan unidos a él, pues desea comunicarnos su completa y perfecta felicidad absoluta. Es un lugar indescriptible, inimaginable, insondable, inexplicable, para el ser humano, pues somos limitados para comprender y describir lo ilimitado de su realidad. Así como no podemos describir a Dios, de la misma manera es imposible traerlo a nuestra mente. Yo pienso que si pudiéramos imaginar a Dios o al Cielo, desde ese momento dejara de ser Dios o existir el Cielo. Examinando la Escritura, el mismo Jesús nos dice que la Vida Eterna consiste en conocer a Dios. Es decir, tener una experiencia directa con él en todo aspecto (Ver Juan 17:3) ¿Cómo será eso? No lo sé… Solo sé que así será.

Imagínate. Será el amor infinito de Dios sobre ti, porque estarás fusionado con él. Me gusta mucho la afirmación que Pablo hace con respecto al cielo:

PORQUE SABEMOS QUE SI NUESTRA MORADA TERRESTRE, ESTE TABERNÁCULO, SE DESHICIERE, TENEMOS DE DIOS, UN EDIFICIO, UNA CASA NO HECHA DE MANOS, ETERNA, EN LOS CIELOS (2 Corintios 5:1).

El hecho que no lo puedas percibir hoy ni comprender con tus sentidos, no quiere decir que no sea real. No olvides que mientras tu estas en este mundo tú vives por FE, no por vista.  Dice el autor de la carta a Hebreos:
LA FE ES LA CERTEZA DE LO QUE SE ESPERA, LA CONVICCIÓN DE LO QUE NO SE VE (Hebreos 11:1).

Sin embargo, la FE no la adquieres por tus esfuerzos mentales o por sugestionarte que así tiene que ser. Definitivamente que tu intelecto jamás podrá darte CONVICCIONES SOBRENATURALES si no el Espíritu Santo morando en tu interior.
Es el Espíritu Santo quien pone en ti convicciones de realidades que NO VES. Por esa razón Pablo escribe:

PORQUE POR FE ANDAMOS, NO POR VISTA 2 Corintios 5:7.

Si alguno que lee este breve estudio le asaltan dudas sobre la realidad del Cielo, le aconsejo que le ore al Señor pidiéndole que sea el Espíritu Santo que le dé convicción sobrenatural de la Realidad del Cielo; esa convicción que va más allá de las fronteras intelectuales. Espera con CONVICCIÓN y poniendo tu mirada en tu meta última y suprema, de la cual has obtenido ciudadanía. Ver Filipenses 3:20-21.

Ten la convicción sobrenatural que tu condición humana limitada por el tiempo y el espacio será transformada y absorbida por la VIDA. Ver Filipenses 3:14 y Colosenses 3:4.

PALABRA FIEL ES ESTA: SI SOMOS MUERTOS CON Él, TAMBIÉN VIVIREMOS CON Él 2 Timoteo 2:11.

Hemos visto las tres posturas que se tiene acerca del Cielo. Quiero decirte que desde que tú recibiste a Jesucristo como tu Señor y Salvador, tú ya comenzaste a vivir esta vida eterna; ya comenzaste a saborear, aunque de manera imperfecta, todas esas bendiciones futuras en tu interior; ya comenzaste a atesorar para los galardones que tendrás cuando llegues allá por tu fiel servicio.  Desde ya puedes percibir al mismo Dios inmerso en tu interior; pues donde está él, allí también está el Cielo.

Desde el momento que recibiste a Jesucristo hay un nexo real, invisible, eterno e indestructible entre tú y Dios: El Espíritu Santo, morando y obrando en tu mente, sentimientos y voluntad; El Espíritu Santo, dándote la certeza plena que toda la realidad de Dios está envuelta en todas las áreas de tu vida, no solo cuando vives en esta tierra, sino por toda la eternidad.

Esta conexión espiritual con Dios, permite que tengas la convicción que detrás de esta realidad de tinieblas y de imperfecciones, exista un Reino justo, perfecto y eterno; un Dios que hace que todos tus acontecimientos particulares y generales sean sincronizados de manera exacta para un propósito sabio; Un Dios que hace que su voz puedas percibirla con claridad, creerla, practicarla y anunciarla.

PERO SABEMOS QUE EL HIJO DE DIOS HA VENIDO, Y NOS HA DADO ENTENDIMIENTO PARA CONOCER AL QUE ES VERDADERO; Y ESTAMOS EN EL VERDADERO, EN SU HIJO JESUCRISTO. ESTE ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA. 1 Juan 5:20.

Por: José Alfredo Lievano  

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí