Hola Ingrid, te escribo desde Panamá un pequeño punto del mundo que llamamos corazón del universo.

Definitivamente lo que estás pasando es duro, pero notros te podemos ayudar pero te toca levantarte muy de madrugada (4 am) a pedirle a Señor restituya tu hogar y que ate con sus lazos de amor a tu esposo.

Yo sé que no es fácil porque me tocó vivir como hija algo parecida y después de aceptar a Jesús y volverme Evangelica me tocó vivir el rechazo de mi esposo (quien todavía no ha aceptado al Señor) por un año, pero Dios a escuchado mis ruegos y su forma de conducirse y de pensar están cambiando, todavía no está del todo hecha la obra, pero estoy segura de que todo lo que Dios empieza lo termina y mis ojos verán a mi esposo a los pies de Cristo.

Quiero que tomes esta dirección y te metas allí (www.guardianesdelmuro.com/), pide oración por lo que estás pasando, no la pido yo por ti porque podría saltarme algo de importancia, pero te aseguro que habrá un gran cambio cuando lo hagas. No dejes de pararte temprano antes de que salga el sol para que ores y derrames sobre Dios por medio de Jesús todo tu sufrimiento. Y luego no temas que Él hará lo que Él tenga que hacer.

No olvides que Él nos manda a esforzarnos y ser valientes, no dejes de luchar con tus oraciones y es necesario que te llenes de paz cuando tu esposo te empieza a atacar, solo permanece en silencio yo sé que es duro pero ahora es necesario.

Saludos y bendiciones

Patricia