Resistir Para Vencer

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huir” de vosotros” (Santiago 4:7).

Después de la batalla de Bunker Hill, un mensajero, montado a caballo, llegó, ya sin aliento, delante del General Washington, en Cambridge, y relató todo cuanto estaba aconteciendo en el campo de batalla. El grande general le hizo una pregunta — apenas una. Él no preguntó quién estaba en el comando y ni cuántos habían muerto, y ni aun si los británicos habían sido finalmente repelidos. Él simplemente preguntó: “Los soldados resistieron al ataque?” El mensajero contestó que si. “Entonces nosotros conquistaremos la independencia,” concluyó Washington.

Cada un de nosotros tiene un sueño de conquista. Pasamos nuestra vida empeñados en llevar adelante ese deseo y no medimos esfuerzos para que la victoria sea alcanzada. Y cual debe ser el fundamento principal en que debemos estar basados para que consigamos alcanzar nuestro propósito? “Fuerza” “Inteligencia” “Perseverancia”? Todos esas cosas son indispensables para la construcción de nuestra base, pero para que éstos sean permanentes y no permitan que la construcción de nuestros sueños caiga por tierra, necesitamos aún de una buena cantidad de “resistencia.” Probablemente el enemigo de los hijos de Dios colocar todo tipo de trampas delante de nosotros e intentar minar nuestras fuerzas, bloquear nuestra inteligencia y, principalmente, impedir que perseveremos cuando las luchas y aflicciones nos asalten.

Seguros en las manos del Señor y confiantes en Su poder, necesitamos estar listos para aguantar todo tipo de ataque y, sin desalentarnos jamás, caminar con fe hasta la victoria anhelada.

Piensa que el camino es difícil? Tiene deseos de parar? Resista, ponte firme, con Cristo usted lo conseguirá!

Paulo Barbosa