Salmos Nuevos – Volveré a vivir

Sobre el aliento de la vida Jesucristo amado, tu eres el aliento de mi vida, el único refugio a donde vuela mi alma.

Cuando me invade el temor de la muerte y la terrible sequedad de la vida me cubre por completo, Mis gritos angustiosos te buscan, porque mis raíces se han secado de tanto gemir todo el día.

Tu sabes amado Señor, que mis fuerzas se terminan, y desde el fondo de mi corazón, surge el deseo que vengas, con el agua celestial, a llenarme de nuevo, a restaurar mis raíces, a darme vida, y a darme una nueva oportunidad de servirte de adorarte, a pronunciar tu nombre, con jubilo en medio de las naciones, a proclamar tu grandeza, y tu gran misericordia entre los redimidos.

Ven tierno pastor de ovejas quebranta das, pastor de ovejas que te anhelamos, y que deseamos vivir para ti.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí