Vasos de Honra, limpiate para que Dios te use

2 Timoteo 2:20-22

20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 2:21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra. 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Una de las cosas más importantes, que como hijos de Dios debemos de hacer, es siempre presentar nuestra vida delante de Dios, toda situación, decisión, circunstancia y elección que hagamos, debe estar siempre de acuerdo con su palabra. ¡Su palabra es su voluntad y su voluntad es su palabra!

Pablo decía a Timoteo: Que hay vasos de honra y vasos para cosas viles, y vasos de oro para uso HONROSOS, otros de plata e incluso hay vasos hasta de barro. Pero lo que llamo siempre la atención, es la frase en la cual Pablo dice:

SI ALGUNO SE LIMPIA DE ESTAS COSAS ..SERÁ VASO PARA HONRA, EN OTRAS PALABRAS ¡VASOS DE ORO! !Que tremendo!

Muchas veces nosotros pedimos para Dios: Que nos cambie, nos mude, nos transforme y hasta que nos aleje del pecado. Pero Pablo le dijo a Timoteo: ¡Apartate de todo PECADO! (eso dice la traducción en portugués).

Amados que me leen, pecado significa: ¡ERRAR AL BLANCO! literalmente es eso. En otras palabras, toda mala elección que no de fruto, toda mala decisión ¡es PECADO! (errar al blanco). Aveces asociamos el pecado solamente con cosas sexuales y vicios, más el pecado abarca cosas mucho más imperceptibles.

Pablo le dijo a Timoteo: APARTATE DEL PECADO, Y LIMPIATE TU MISMO para ¡ser un vaso de honra!, y sigue la fe, el amor, y la Paz.

Nota …no solo debemos de pedir que Dios nos limpie …o que nos aleje del pecado, pues en cierta manera esta debe ser nuestra oración, la cual es 100% correcta y valida. Pero la Biblia me enseña por medio del Apostol Pablo, que SOY YO, QUIEN TIENE QUE ALEJARSE Y ¡DEJAR EL PECADO!, ¡QUE SOY YO QUIEN TIENE QUE LIMPIARSE! Para que mi oración tenga PODER, y pueda presentarme delante de Dios como un vaso de oro, un vaso de honra LIMPIO.

Nuestra oración, tiene que ir en acuerdo y en congruencia  con nuestra manera de vivir. ¿Para que pedir a Dios una vida sin pecado?, si yo mismo vivo practicándolo. ¡Apartate ahora! ¡Alejate ahora! para que Dios te use!.

¡Otro detalle importante que el texto nos muestra es: seguir la fe, el amor y la paz. ¡Esto lo conoceremos en nuestro próximo post!

Bendiciones Miles

Pastor Carlos Vargas

1 COMENTARIO

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí