MI CLAMOR PARA DIOS

¿Por qué Señor no me escuchas?  si cada noche te hablo…

¿Por qué Señor no me atiendes?  cuando en cada momento te pido…

¿Por qué Señor no te veo?  si oro constantemente…

En esta noche Señor hablo y hablo contigo,
mas no siento tu presencia,
¿Por qué Señor no me tomas en cuenta?

A lo que Dios contestó:

“Cada noche escucho tu clamor,
cada noche trato de atender,
cada noche trato de hacerme ver delante de ti,
y quisiera cumplir tus deseos.

Pero me hablas y pides muchas cosas,
las cuales escucho con atención, sin embargo,
en cuanto terminas de agradecer y de pedir lo que necesitas, terminas tu oración,
sin darme oportunidad de hablar”

Enlaces de Devocionales Grupos