Si no puede ver el devocional por favor haga clic aquí
o bien copie el enlace de abajo en su navegador
https://www.devocionalescristianos.org/devocional/sabado02.htm

El Dios de toda gracia,
que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo,
después que hayáis padecido un poco de tiempo,
él mismo os perfeccione,
afirme, fortalezca y establezca.
A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos.
Amén. 

1 Pedro 5:10.

Reflexiones: El cristiano y el sufrimiento

       En el cielo no tendremos la ocasión de experimentar la paciencia y el consuelo del Señor. Sólo en la tierra podemos conocer a Jesús de esa manera por medio de la ayuda que recibimos de él. Él es alguien a quien aprendemos a conocer atravesando días a veces difíciles, y a quien volveremos a encontrar en la otra vida como a un Amigo con quien se ha tenido trato desde hace mucho tiempo.

       Aceptar a Jesucristo como Salvador y Señor no significa ponerse a cubierto de los problemas y dificultades que uno quisiera evitar en la vida. ¿Cómo esperar una vida sin pruebas en un mundo donde nuestro Señor sufrió tanto?

       Cuando pasemos por la prueba, recordemos que no necesitamos ver cambiar las circunstancias, sino atravesarlas con el Señor y esperar en él.

       Aun cuando Dios estima necesario que pasemos por alguna prueba, ella viene de una mano que nunca se equivoca y de un corazón cuyo amor es perfecto.

       El cristiano no es un estoico que afronta el dolor con orgullo, ni busca sufrir con valentía, consciente de su fidelidad y dueño de sus reacciones. Siente los golpes, pero conoce a Aquel que los permite.

       ?Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia? (Santiago 1:2).

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: https://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 29.990 suscriptores.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí