El Chisme para Reflexionar

“Y también aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran” (1 Timoteo 5:13).

Soy más mortal que una bala de cañón. Derribo casas, quiebro corazones, ahondo vidas. Viajo en las alas del viento. Ninguna inocencia es fuerte suficiente para intimidarme, ninguna pureza es completa para amedrentarme. Yo no tengo ninguna consideraci?n por la verdad, ninguno respeto por la justicia, ninguna clemencia para con el indefenso. Mías v?ctimas son tan numerosas como las arenas del mar y, muchas veces, inocentes. Yo nunca olvido y raramente perdono. Mío nombre es el Chisme. (Morgan Blake)

El vicio de hablar del pr?ximo, tejer comentarios desairosos sobre las personas que conocemos, sembrar discordia y provocar disensiones en general es una de las armas más destructoras en el mundo en que vivimos. Él tanto hace mal a la persona de quien hablamos como la nosotros mismos. En la realidad, al dar lugar a la chisme, estamos nos sometiendo a lluvias de maldici?n sobre la cabeza.

Nuestra boca, como hijos del Dios de amor, debe ser usada para bendecir, edificar, consolar, y, en muchas situaciones, para orar por aquÉllos a quien amamos y a quien anhelamos ver libres del pecado y de la perdici?n. No tenemos el derecho de acusar, de censurar, de tejer juicios personales.
Quien juzgue es Dios y quien acusa es el demonio. Fuimos llamados y somos despegados para proclamar la Palabra de Dios y para impartir todo el bien que recibimos del Señor al abrir el corazón para Él.

Jesus vino a traernos vida con abundancia y anhela que nuestro vivir y nuestro hablar ofrezca también momentos de paz y alegr?a a todos que están a nuestro rededor. Somos disc?pulos del Señor y, por eso, debemos actuar de manera que engrandezca y glorifique su nombre.

¿tiene usted el h?bito de hablar mal de las personasí Pida a Jesus que lo modifique y que de su boca salga apenas palabras de bendiciones para todos.

Paulo Barbosa
Un ciego en el Internet

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí