Lanzando el Corazón Sobre el Alambre

"Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque  de  él
mana la vida" (Provérbios 4:23).

Un equilibrista, que  trabajaba  sobre  un  alambre,  estaba explicando como había conseguido  realizar  un  excelente  y empolgante salto triple. "¡Para calcular  el  empuje,  usteddebe  cronometrar  su  salto  perfectamente! 
¡Exige   mucha práctica!" "¡Es  necesario  qué  si  tenga,  también,  mucho coraje!" comentó el oyente. "El secreto consiste  en  lanzar su corazón por sobre el alambre," contestó el  equilibrista. "Si consigue ¡hacer eso, su cuerpo seguirá!"

El mismo podemos decir con relación la muchas otras cosas en nuestras vidas. Una vez que planeamos y decidimos seguir  en busca de un ideal   o  sueño,  lo  que  más  importa es empenharmonos de cuerpo y alma para alcanzarlo. Si anhelamos algo que realmente  vale  a  pena,  con  todo  nuestro  ser, lograremos éxito desde  que  lancemos  nuestro  corazón  por sobre el alambre. De la misma forma que el día viene despues la noche, todo el nuestro cuerpo seguirá.

Hay muchos alambres por los cuales necesitamos caminar en el mundo en que estamos viviendo. No  es  fácil  el  equilibrio sobre ellos y en muchas ocasiones sentimos la dificultad  en seguir en frente, el desánimo nos  invade  y  el  miedo  del fracaso impelenos a desistir.

El grande secreto para que conquistemos cada un de  nuestros sueños es dejar Jesus morar en  nuestros  corazones.  Cuando colocamos el Señor adelante de cada un de nuestros  anhelos, podemos seguir adelante en la certeza de que el  éxito  será logrado y la bendición será completa.

No corra el riesgo de desequilibrarse y caer al  piso  sobre los alambres  de  sus  sueños.  Siga  su  corazón  y  Cristo mostrará el camino de la victoria.