PERSECUCIÓN

 

Lectura: Mateo 10:16-26

 

Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre….Mateo 10:22

Jesús advirtió a los que creían en Él que les sobrevendría tribulaciones ¡Y así fue!

En el 303 d.C., por ejemplo, el emperador romano Diocleciano comenzó un reinado de terror que su sucesor Galerio continuó hasta el año 311. Los cristianos que amaban y adoraban al Señor por todo el Imperio Romano sufrieron unas atrocidades casi indescriptibles. Los que osaban manifestar su lealtad a Jesucristo eran torturados, mutilados o muertos. Unas terribles persecuciones llevadas a cabo por el Estado causaron la muerte de miles de cristianos.

Pero no toda oposición comienza a altos niveles del gobierno. Incluso en la actualidad, si hacemos saber a otros que somos seguidores de Jesús podemos encontrarnos con varias formas de malos tratos y de rechazo. Pero las palabras de nuestro Señor a Sus discípulos pueden ayudarnos a mantenernos firmes. Primero, Él les dijo que fuesen…astutos como la serpientes e inocentes como las palomas. (Mateo 10:16). Debían responder con sabiduría y sin malicia. Y, segundo , dijo a Sus discípulos que cuando se encontrasen delante de sus perseguidores, el Espíritu Santo les ayudaría a saber qué decir..(v.v. 19:20).

Desde luego, no tenemos el deseo de enfrentarnos a nadie hostil a nuestra fe. Pero cuando sea así podemos contar con la ayuda de Aquel cuyo nombre representamos.

 

LOS QUE VIVEN PARA DIOS PUEDEN ESPERAR TRIBULACIONES EN EL MUNDO.