¡La fidelidad en las cosas pequeñas es una gran cosa!

No desdeñes jamás tarea alguna que el Señor te haya encomendado, ¡pues aun las cosas que parecen pequeñas suelen tener gran importancia! Tal vez sientas que tu tarea actual no es gran cosa, pero quién sabe, tal vez sea la preparación para algo más importante de lo que imaginas. El Señor primero te pone a prueba con pequeñeces, y al ver que puede confiar más en ti, va dándote mayores tareas. Sabe que si encaras las cosas pequeñas con diligencia, fidelidad y esmero, podrá confiarte otras de mayor magnitud. Jesús dijo: ” El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel” (Luc.16:10).

¡A los ojos de Dios, las pequeñeces son algo grande! Dios gobierna el mundo mediante cosas pequeñas y nos juzga según pequeñas cosas. El mundo entero, todo el universo y el Reino de Dios están constituidos por cosas pequeñas, muy pequeñas. ¡Si no fuera por cosas pequeñitas no existiría nada! Y tú, ¿eres fiel en las cosas pequeñasí Anda… Toma la iniciativa y lograrás grandes cosas en el nombre de Jesús.