por Rebecca Conolly con Russell Grigg

'Cuando la humanidad se estaba ahogando en el diluvio, nadie pudo salvarse con excepción de Coxcox … y una mujer llamada Xochiquetzal, que se salvaron en una pequeña barca, la que arribó a la montaña llamada Colhuacan, donde tuvieron muchos hijos, … todos estos niños nacieron mudos, hasta que una paloma de un encumbrado árbol, les impartió lenguajes, pero como eran diferentes, no se entendían entre ellos.'1

¿Será una versión mutilada del evento narrado en la Biblia sobre Noé y la Torre de Babel? Quizás. La historia proviene de los Aztecas de México, una de tantas leyendas de culturas geográficamente remotas y grandemente divergentes, que hablan de una inundación catastrófica.

Una riqueza de leyendas sobre inundaciones

En una excavación en Irak, se encontraron unas tablas donde tienen registrados los mitos de la antigua Mesopotamia. Ellas hablan de una cultura Sumeria desaparecida, y de un rey llamado Gilgamesh. Se le conocía por su gran sabiduría y conocimiento. Gilgamesh relata la historia de un diluvio universal que le fue contada por Utnapishtim, un rey de una civilización anterior al Diluvio, y sobreviviente de la misma.

La historia relata que Ea, señor de las aguas y guardián del hombre, previno a Utnapishtim del diluvio por el cual los dioses planeaban exterminar a la humanidad. Ea le dijo a Utnapishtim, 'destruye tu casa para hacer una barcaza y poner dentro de ella, una semilla de toda criatura viviente. … Cada lado de la barcaza era de 60 m, construyendo un cuadrado'. Tenía 7 niveles. El diluvio en sí fue espeluznante, con furia desatada. Utnapishtim relató que 'el dios de la tormenta cambió la luz del día en oscuridad, cuando aplastaba la Tierra como una taza'. Una vez que la tempestad pasó, Utnapishtim 'miró la faz de la Tierra y todo estaba en silencio, toda la humanidad había regresado al barro. La superficie del mar se extendía totalmente plana, como un techo … por todos lados estaban los despojos del agua'. Utnapishtim dejó ir una paloma la cual regresó, pues no halló lugar seco para reposar, y después una golondrina, con el mismo resultado. Finalmente, dejó ir un cuervo que nunca regresó. La barcaza descansó sobre lo alto de una montaña y Utnapishtim ofreció un sacrificio.2

Los indios del Norte de América también tienen varias historias de inundaciones universales. Una de ellas, de la tribu Choctaw, relata como, hace mucho tiempo, el hombre vino a ser tan corrupto que el Gran Espíritu lo destruyó a través de un diluvio. Sólo un hombre pudo salvarse, un profeta al que la gente despreciaba sus advertencias, y al que el Gran Espíritu dirigió para construir una balsa de troncos de sasafrás. Después de muchas semanas, un pequeño pájaro guió al profeta a una isla donde el Gran Espíritu transformó al pájaro en una bella mujer que vino a ser la esposa del profeta. Sus hijos repoblaron el mundo.3

De la misma forma, existen muchas historias de un diluvio entre los aborígenes australianos. Una de ellas cuenta que, hace mucho tiempo, hubo una inundación que cubrió las montañas, por lo que muchos de los Nurrumbungutias, o espíritus de hombre y mujer, fueron ahogados. Otros, incluyendo a Pund-jil, fueron levantados por un remolino al cielo. Cuando las aguas retrocedieron, y las montañas aparecieron de nuevo, y el mar regresó a su lugar, el hijo y la hija de Pund-jil 'regresaron a tierra siendo el primer hombre y la primera mujer verdaderos que vivieron en el mundo que ahora conocemos'.4

Los escolares Jesuitas fueron los primeros europeos en lograr el acceso al 'Libro de todo conocimiento', del tiempo antiguo Chino. Esta colección de 4,320 volúmenes, habla acerca de las repercusiones de la rebelión de la humanidad en contra de los dioses: 'La Tierra fue deshecha desde sus fundamentos. Los cielos se hundieron hacia el norte. El Sol, la Luna, y las estrellas, cambiaron su movimiento. La Tierra se cayó en pedazos y las aguas brotaron de sus fuentes violentamente inundando la Tierra'.5

Otra historia, es la del folklore de Bahnars, una tribu primitiva de Cochin, China. Nos habla de cómo los ríos crecieron 'hasta que las aguas alcanzaron los cielos, y todo ser viviente pereció a excepción de dos, un hermano y una hermana, que fueron salvados en un enorme baúl. Ellos llevaron en el baúl una pareja de toda clase de animales … 6

Historias del Diluvio del continente africano son raras, pero una de Egipto, nos habla de un antiguo dios de la creación, Tem, quién 'fue responsable del diluvio que cubrió la Tierra entera y destruyó toda la humanidad, a excepción de los que estaban en la barca con él'.7

Los Incas del Perú también tienen una tradición sobre un diluvio. Ellos dicen que 'el agua subió arriba de las montañas más altas del mundo, por lo que pereció toda persona y todas las cosas creadas. Nada escapó a excepción de un hombre y una mujer, que flotaron en una caja sobre la faz del agua y así se salvaron'.8

Las historias de las tribus Teutónicas de Escandinavia son vívidas y describen eventos terribles. La narración de estas leyendas enfatiza la magnitud del cataclismo. Uno de estos relatos, refleja el caos del mundo cuando 'el poderoso lobo Fenrir se sacudió, haciendo temblar al mundo. El árbol antiguo de fresno Yggdrasil (considerado como el eje de la Tierra) fue sacudido desde sus raíces, hasta sus ramas más altas. Las montañas se derrumbaron o se partieron desde abajo hasta arriba … Los hombres fueron forzados a apartarse de sus hogares y la raza humana fue erradicada de la superficie de la Tierra. El mismo mundo estaba empezando a perder su forma. Ya las estrellas estaban a la deriva y caían al vacío … Las flamas salían de las fisuras de las rocas; por todos lados se oía el silbido del vapor. Todos los seres vivientes, toda vida vegetal fue exterminada … Y todos los ríos, todos los mares crecieron y se desbordaron. Por todos lados, las olas chocaban entre ellas. Ellas crecían y hervían cubriendo lentamente todas las cosas. La tierra se hundió en el mar … Después, la tierra lentamente empezó a salir de las olas. Las montañas se levantaron … el hombre también reapareció … escondidos en el tronco del fresno Yggdrasil … los ancestros de una raza humana futura habían escapado de la muerte.

Extraordinaria coherencia con el relato del Diluvio en tiempos de Noé

Existen cerca de 500 leyendas de un diluvio universal. Muchas de ellas muestran similitudes extraordinarias, con muchos aspectos parecidos a los detalles Bíblicos del Diluvio (ver los comentarios sobre 'Historias de diluvios alrededor del mundo').

Tenemos algunas opciones para explicar esto. Quizá todas las personas de estas civilizaciones remotas experimentaron diferentes diluvios con todas estas características en común, en las que basaron sus historias. Sin embargo, la conclusión más lógica y congruente es que todas estas leyendas tienen sus raíces en la misma experiencia del Diluvio universal, relatada en Génesis.

¿Si es tan lógica, por qué los escépticos rechazan que hubo un diluvio universal? La Biblia dice que las personas voluntariamente cierran su entendimiento: 'Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos y también la Tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cuál el mundo de entonces pereció anegado de agua' (2 Pedro 3:5-6).

La Biblia también nos dice que viene otra catástrofe: 'Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cuál los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la Tierra y las obras que en ella hay serán quemadas'. (2 Pedro 3:10)

Demasiadas veces nos confiamos en la seguridad de que habrá otro amanecer. Confiamos vanidosamente del delicado balance que hace posible la vida en nuestro planeta. Las profecías y leyendas antiguas, corrupciones del verdadero recuento original, nos ayudan a recordar nuestra vulnerabilidad ante Dios. Debemos postrarnos en nuestras rodillas humildemente de acuerdo con Sus propósitos, los únicos que realmente cuentan.

Referencias y notas

  1. Frazer, J.G., Folklore in the Old Testaments: Studies in Comparative Religion, Legend and Law (Abridged Edition), (Folklore en el Antiguo Testamento: Estudios comparativos en religiones, leyendas, y leyes), Avenel Books, New Cork, NY, EE.UU., p. 107, 1988.
  2. Sanders, N.K., The Epic of Gilgamesh (La Épica de Gilgamesh), Penguin Classics, Londres, pp. 108–113, 1972.
  3. Morrison, W.B., Ancient Choctaw Legend of the Great Flood, (Leyenda Antigua Choctaw sobre el gran diluvio), <www.isd.net/mboucher/choctaw/flood1.htm>, 8 de septiembre, 2000.
  4. Reed, A.W., 'The Great Flood' (El gran diluvio), en Aboriginal Fables and Legendary Tales (Cuentos legendarios y fábulas aborígenes), Reed Books, Sydney, Australia, pp. 55–56, 1965.
  5. Berlitz, C., The Lost Ship of Noah, (El Arca perdida de Noé), W.H. Allen, Londres, Reino Unido, p. 126, 1987.
  6. Ref. 1, p.82.
  7. Mercante, A.S., Enciclopedia of World Mythology and Legends (Enciclopedia de Mitologías y Leyendas del Mundo), Child & Associates Publishing, NSW, Australia, p. 613, 1988.
  8. Ref. 1, pp. 105–106.
  9. The Larousse Encyclopedia of Mythology (Enciclopedia de mitología Larousse), Chancello Press, Londres, Reino Unido, pp. 275–277, 1996.

Rebecca Conolly, Lic. (honores) y M.C. en Ingeniería Eléctrica. Trabaja como ingeniero de desarrollo en agricultura de precisión y técnicas de posicionamiento de satélite. Actualmente escribe y es consultora en su domicilio particular e Bulawayo, Zimbabwe.

Russell Grigg, M.C. (honores). Fue químico industrial antes de servir 20 años en Compañerismo Misionero Internacional. Ahora trabaja en Respuestas en Génesis, Australia.


Historias de diluvios alrededor del mundo

El Diluvio

El 'Diccionario de folklore, mitología y leyenda' de Funk y Wagnalls, de 1950, establece bajo el nombre de 'Inundación o Diluvio': Un cataclismo mundial durante el cual la Tierra fue inundada o sumergida por agua; un concepto que se halla en casi toda la mitología del mundo. Las excepciones son Egipto y Japón …' (no obstante, vea la mitología egipcia mencionada en el artículo principal. Ref. 7). Continúa describiendo que 'las partes trascendentales del relato usual de la inundación' son como sigue: 'Los dioses (o un dios) deciden inundar el mundo, usualmente como castigo por cierto acto, rompimiento de un tabú, la muerte de cierto animal, etc. (en el mito Tsimshian, la inundación viene porque las personas han maltratado una trucha), pero a veces, lo mandan sin ninguna razón. Algunos humanos son avisados, o viene sin aviso. Si las personas son avisadas, construyen algún tipo de embarcación (balsa, arca, barcaza, … algo para flotar), o hallan otra forma de escapar (subiendo a una montaña, un árbol, isla flotante, semilla de coco, caparazón de tortuga, etc.).

Algunas veces ellos salvan ciertas cosas importantes para la vida como alimentos, raramente animales domésticos. La inundación comienza (lluvia, una gran ola, algún contenedor roto o abierto, el ombligo pinchado de un monstruo, etc.). Se mandan pájaros o roedores como exploradores, sin embargo, esto no es universal. Después de la inundación, los sobrevivientes llegan a una montaña o una isla; algunas veces ellos ofrecen algún sacrificio (no es universal), y después repueblan la Tierra, recrían animales, etc., por medios milagrosos'.1

Si no hubiera una distribución universal similar de leyendas sobre diluvios o inundaciones mundiales, los escépticos no dudarían en atacar la credibilidad de la Biblia sobre este tema, cuestionando la posibilidad de que se haya olvidado tan importante catástrofe en todas las culturas. A partir de aquí, el diccionario parece que necesita confirmar a sus lectores con, 'El hecho (de un diluvio universal) no tiene cabida en la historia geológica de la Tierra …'. Pero argumentar acerca de un diluvio universal en base a la 'historia geológica' de 'millones de años' sonaría como si estos 'largos periodos de tiempo' fueran la lectura correcta en las rocas, y que esa lectura sólo puede ser verdad considerando que no hubo un diluvio universal. Esto es conocido como la falacia lógica de 'preguntar pidiendo que se conteste lo que uno quiere probar'.2 Los recuerdos culturales de un diluvio destructor del mundo, obviamente alterado a través de siglos de tradición oral, son poderosos, una evidencia mundial consistente con la veracidad del Génesis. Son un recuerdo emocionante de la forma en que la historia verdadera de la Biblia hace conexión con el mundo actual.

Referencias y notas

  1. Funk & Wagnalls, Standard Dictionary of Follore, Mythology and Legend (Diccionario estándar del folklore, mitología y leyendas), 1950.
  2. En 1795, antes de examinar la evidencia, Huton, 'el padre de la geología moderna', proclamó que 'el pasado histórico de nuestro globo terráqueo debe ser explicado por lo que podemos ver que está sucediendo actualmente … No puede ser usado ningún poder que no sea natural para el mundo, ninguna acción puede ser admitida a excepción de aquellas en la que conocemos sus principios' (énfasis añadido). Esto, automáticamente deja fuera el Diluvio Universal relatado en la Biblia. Hutton, J., Theory of the Earth with Proof and Illustrations (Teoría sobre la Tierra con Pruebas e Ilustraciones); citada por Colmes, A., Principles of Physical Geology (Principios de la Geología Física), 2da edición, pp. 43–44, 1965.

Aborígenes australianos relatan su leyenda de un diluvio que destruyó el mundo

Uno de los relatos más impresionantes sobre un diluvio, resumido aquí, fue descubierto por unos antropólogos en una remota tribu de aborígenes en el oeste de Australia, antes de que tuvieran cualquier contacto con misioneros.

'Sucedió que los primeros niños que hubo en el mundo, atormentaron y maltrataron a Dumbi, el Buho Pestañeador. Ngadja. El Supremo Ser se entristeció profundamente por esto. Él instruyó a Gajara lo siguiente: 'Si quieres vivir, toma a tu mujer, a tus hijos, y las esposas de tus hijos y toma una balsa doble. Debido al problema con Dumbi, he decidido ahogar a todo el mundo. Estoy a punto de mandar la lluvia y una inundación marítima', le dijo. 'Toma en la balsa alimentos que no se descompongan y puedan ser almacenados; alimentos como gumi, banimba, y ngalindaja, todos estos alimentos molidos'.
'Entonces Gajara almacenó todos estos alimentos. También reunió a pájaros del aire como el cucú, el comedor de muérdago, el ave arco iris, el frailecillo armado y el pinzón; y los puso en la balsa, luego puso a un canguro hembra. Gajara juntó a sus hijos como tripulación, y a su propia esposa y las esposas de sus hijos.

'Entonces Ngadja mandó a las nubes sobre ellos. La inundación del mar vino del muy lejano noreste y la gente sucumbió a la inundación del agua salada y las mareas de las aguas del mar. Ngadja remolineó las aguas del diluvio y la tierra se abrió, aplastando y tragándose a todos. Él se los llevó al Dumbey. Mientras tanto, la corriente de la inundación llevaba a aquellos que iban en la balsa con Gajara muy lejos, hasta Dulugun.

'Finalmente, las aguas del diluvio trajeron a Gajara de regreso en esta dirección. Él mandó algunos pájaros fuera de la balsa, primero al cucú. El cucú halló tierra y no regresó a él. Gradualmente, las aguas fueron bajando. Poco después, los otros pájaros regresaron a Gajara, y él los mandó nuevamente al siguiente día. La tierra empezó a secarse y las criaturas vivientes hallaron casa y alimento. Ellos sacrificaron un canguro después de arribar, y la esposa de Gajara, Galgalbiri, lo puso en un horno de tierra y lo cocinó con otros alimentos. El humo subió lentamente hasta llegar al cielo. Ngadja, El Supremo Ser, pudo oler el humo y vapor proveniente del canguro hembra mientras se cocía, y le agradó.

'Ngadja, el Supremo Ser, puso un arco iris en el cielo, para limitar las nubes de lluvia. El arco iris nos protege para que el agua de lluvia, no suba mucho. Nuestra gente entiende el significado de esto. Cuando nosotros vemos el arco iris decimos, "No habrá otra vez una lluvia torrencial anormal".'1

Referencias y Notas

  1. Para una versión completa ver: Coates, H., El Diluvio, revista Creation 4(3):9–12, 1981.