No volverá vacía

 "Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo, y no vuelve allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar para que dé semilla al que siembra y pan al que come. Así también la Palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía,sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos".  Isaías 5:10-11  

C

uando Dios habla lo hace para lograr un propósito; así como en el principio de la creación habló: Sea la luz y la luz llegó a existir, la Palabra de Dios tiene poder para conquistar y poder para arrancar.

 Poder para lograr y poder para conseguir.  Esto es una verdad irrefutable. Pero su Palabra no está guardada en el tiempo pasado, él tiene el Poder para seguir obrando en ti, para lograr algo en mí.  

Tengo muchos años tratando de lograr muchas cosas, buscando arrancar lo malo, tengo bastantes años meditando en la Palabra de Poder. Tenía 18 añitos cuando nos sentábamos con Miguel en la Biblioteca del Seminario y hacíamos nuestro devocional juntos, habíamos aprendido que la mejor manera de edificar nuestra recién inaugurada relación era edificándonos con la Palabra viva.

 A sí que cogíamos un capítulo de Proverbios y lo dividíamos entre los dos, un verso él, con su correspondiente explicación y otro verso yo con el consiguiente sermón. Al terminar nos mirábamos más sabios y terminábamos con una oración.  

Tiempos aquellos, tan estudiosos de la Biblia, tan orgullosos de todo lo que conocíamos. Llevo mucho tiempo amando la Palabra de Dios, pero mi visión y mis expectativas han cambiado aparatosamente a medida que ha crecido mi confianza en él y en su mensaje vivo.

 En esos tiempos de juventud yo solía esperar un poco de consejo y un poco más de prudencia, por lo tanto esos eran los dividendos que iba a recibir.

  Ahora mis esperanzas han crecido, les he añadido fortaleza, osadía y poder, no son virtudes mías, no;  Son derivados de la Palabra Divina y por eso sé que puedo contar que el mensaje hará lo que me ha prometido. 

Los desafíos que enfrento son más fuertes, las dudas que me asaltan son gigantes armados, necesito creer que sus Palabras tienen el Poder para hacer retroceder todas esas mentiras, para creer que estoy sana, que él me ha perdonado y que tengo una nueva oportunidad para vencer. “Envió su Palabra para sanarlos y así los rescató del sepulcro” “No pierdas de vista mis palabras, guárdalas muy dentro de tu corazón.  Ellas dan vida a quienes la hallan; son la salud del cuerpo”. 

Ahora cuando estudio la Palabra le pido muchas veces que me haga una persona sana, que su Palabra habite en mí.  

“Que habite en ustedes la Palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría” Colosenses 3:16

  La Palabra Viva de Dios es Poderosa y está obrando en aquellos que anhelan vivir con el fuego del Espíritu, no te quedes viviendo un cristianismo corriente,   vive con el Poder de la Palabra en ti, obrando en ti.  Dios ha dejado la buena semilla y ella cumplirá su propósito en ti pero debes dejar que germine en tu interior y te haga una nueva persona, sólo así darás un fruto poderoso de bendición , Dios te Ama y su propósito se cumplirá con Poder en tu vida, ya no seas sordo al sonido de  su voz.

 

 

Martha V. de Bardales

  • Me encanto. Que Dios bendiga a todos y cada uno de los que busca su palabra.