1- EL VALOR DE LAS PALABRAS: A- Mat. 12: 35-37. De toda palabra descuidada daremos cuenta. B-Prov. 15 :7 Las palabras son semillas que crecen y llevan un fruto. Prov. 18: 21

2- LA BENDICION ES UNA ORDEN: Números: 6:22-27.

3- CUANDO BENDECIR: Dut. 11:18-21. Bendecimos todo el tiempo, marcamos todo el tiempo. O herimos o edificamos. Decidamos edificar siempre.

4- COMO BENDIJO JESUS: Mar. 1013-16. Jesús rompe el formalismo de la reunión para bendecir. Transforma el rechazo en abrazo. Sienta a los niños en sus regazos, los acaricia, y pone sus manos sobre su cabeza y los bendice. Bendecimos con palabras, con gestos, con caricias, con abrazos, con besos, Bendecimos que aceptamos y valoramos a los demás.

5- EL FRUTO DE LA BENDICION: La bendición de Dios es para CAPACITARNOS por el poder del Espíritu Santo. Es aceptar el pacto que Dios hace con nosotros. Desarrolla poder creativo, el carácter, habilidades, dones, creamos cerco de gracia sobre los nuestros, desatamos poder de lo alto, se ponen en operación planes celestiales. Se cumple lo profetizado, transmitimos valores y estamos enseñando. Cuando bendigo estoy marcando la vida de los que amamos. Porque nos ha dado poder por medio de la palabra. Desarrollamos en los nuestros hábitos, actitudes mentales y transmitimos principios. Prov. 15:31-32.

6- LA BENDICION SE EXTIENDE A TODA LA FAMILIA; Las bendiciones que Dios nos ha dado afectan y alcanzan a nuestra esposa y a nuestros hijos. Se transmite de padres a hijos, de esposa a esposo, de hijos a padres. Gen.17:7-9, 15,16,20. Fruto. Gen.26: 2-5. Dios se le revela a Isaac. El pacto que hice con tu padre te alcanzará. Lo que le prometí a tu padre lo cumpliré contigo y con tus hijos.

7- LA BENDICION ES PARTICULAR A CADA UNO : En Gen. 49.28 Jacob, bendijo a sus 12 hijos y a cada uno con la bendición apropiada para cada uno de ellos. Nuestras bendiciones deben ser conforme a la edad, carácter, personalidad, talentos, situación (estudio, trabajo, noviazgo, matrimonio).

Las bendiciones tienen carácter legal y son irrevocables, por lo que tenemos que tener tacto y sensibilidad. Gen. 27. 26-29,32-40. Cada bendición es una profecía que marca la vida de los que amamos. Por lo que cada bendición debe ser con discernimiento para aplicarla en el tiempo correcto y a la persona indicada.

8- HASTA CUAL GENERACION ALCANZARA NUESTRA BENDICON: Deut.7: 6-9. Dios extendió su bendición hasta mil generaciones. Que Gen. 28 :13-16 Dios se le revela a Jacob y se identifica como el Dios de sus padres. Que esto también se cumpla en los que tanto ama. Vivamos de tal forma que Dios nos tome de referencia.

__._,_.___