Sin hacer caso de cuán oscuro pueda parecerle el futuro, recuerde que Dios nunca lo abandona. Está en la Biblia, II Corintios 4:8-9, “Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos”.

Usted es de un gran valor para Dios. Está en la Biblia, Lucas 12:6-7, “¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios. Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos”.

Dios se interesa y piensa constantemente en usted. Está en la Biblia, Salmo 139:17-18, “¡Cuán preciosos me son, Oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo”.

A usted se le ha prometido un futuro maravilloso. Está en la Biblia, Jeremías 29:11, “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.

Jesús le ayudará cuando sus cargas sean muy pesadas de llevar. Está en la Biblia, Salmo 55:22, “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará”, Mateo 11:28-29, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”.

Usted no es el único que piensa en desear la muerte. Varios hombres en la Biblia sintieron lo mismo. Está en la Biblia, Números 11:14-15, “No puedo yo solo soportar a todo este pueblo, que me es pesado en demasía. Y si así lo haces tú conmigo, yo te ruego que me des muerte, si he hallado gracia en tus ojos; y que yo no vea mi mal”. Un evento en la historia de Elías se encuentra en 1 Reyes 19:3-4, “Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro, y deseando morirse, dijo: Basta ya, Oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”.

¿Qué dice la Biblia Sobre La Biblia?

Si se siente vencido por el temor, Dios le ayudará. Está en la Biblia, Isaías 41:10, “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Josué 1:9, “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Dios nunca lo abandonará aun si los demás lo han hecho. Está en la Biblia, Salmo 9:9-10, “En ti confiarán los que conocen tu nombre”. Salmo 46:1-3, “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza”.

Dios le ofrece paz a su mente y a su corazón. Está en la Biblia, Juan 14:27, “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. Isaías 26:3, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”. Juan 16:33, “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.

Con la ayuda de Dios, mantenga su corazón y su mente enfocados en pensamientos positivos. Está en la Biblia, Filipenses 4:8, “Por lo demás, hermanos [y hermanas], todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.

Dios los bendiga.