«Acuérdate, Señor, de tu ternura y gran amor, que siempre me has mostrado; olvida los pecados y transgresiones que cometí en mi juventud. Acuérdate de mí según tu gran amor, porque tú, Señor, eres bueno.»
 

Salmos 25:6,7 (NVI)

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí