"Todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibireis." Mateo 21:22

Orar es una maravillosa forma de comunicación.  Nos gusta tanto hablar con amistades y familiares pero no lo hacemos con Dios.  A pesar de ser una manera personal y hermosa de establecer nuestra relación con Dios es la mas descuidada.  En lo personal pienso que es la postura de rodillas la que nos aleja de la oración.  ¿O sera el conocimiento que Dios esta personalmente escuchando y escudriñando nuestro corazón?

De ser la primera razón la solución es sencilla.  Para orar no hay una postura adecuada ó idónea.  Podemos orar de rodillas (la mas hermosa de todas), de pie, sentados, mientras conducimos, etc.  Lo importante es mantener la comunión con Dios.  Lo trancendental es hacer de la oración tu desayuno espiritual en las mañanas y tu cena en la noche.

Si es la segunda razón, la solución es mas sencilla aún.  Debemos ir ante Dios con sinceridad y humildad de corazón.  No tratemos de impresionar a Dios con vanas palabrerias.  Seamos sinceros, dile simplemente:
“Gracias Dios”, “Perdóname Dios”, “Te Amo Dios”.  Son tres declaraciones que te aseguro cambiaran tu vida para siempre.

Pruébalo esta mañana.  Cuando termines de leer este mensaje mira al cielo y gritale a Dios "Gracias".
Gracias por la razón que tu corazón sienta hacerlo.
Arrodillate frente a tu cama un momento y dile a Dios "Perdóname".  Perdóname por la razón que corazón sienta hacerlo.  Finalmente, antes de partir a tus labores susúrrale a Dios "TE AMO".  Y permite que Dios te haga sentir su amor en ti.

Dios les Bendiga.

Carlos Morales Puerto Rico


Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org