Home / Cristianos / Estudio Biblico : Cargas innecesarias

Estudio Biblico : Cargas innecesarias

Cargas innecesarias 

Muchos creyentes cargan pesos que no deberían llevar según el plan de Dios, ya que a lo largo de la vida, desde que somos niños, vamos recogiendo cargas, producto de las relaciones y experiencias que vivimos, muchas de las cuales nos hieren y nos afectan profundamente, impidiéndonos seguir adelante.

“…  mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.  Mateo 11:29, 30.

De este pasaje surgen algunas preguntas que debemos analizar.

¿Qué clase de peso llevas en ti?

¿Qué pesa en tu alma?

¿Cuáles son esas cargasí

Para poder dar respuesta a este tipo de preguntas debemos revisar algunos tipos de cargas que los seres humanos solemos recoger.

Por ejemplo…  los temores “…  el temor lleva en sí castigo… “.  1 Juan 4:18.

Una de los grandes peligros del temor es que puede estar ahí, en nuestro corazón y nosotros pensamos que podemos convivir con él sin llegar a tener problemas.

Pero la palabra nos enseña que el temor tiene un efecto…  el castigo.

¿Castigo?

Podríamos preguntarnos, sí, castigo.

El castigo no es cualquier cosa.

Si el temor te domina tendrás castigo.

La Biblia nos da un ejemplo en Mateo 25:24–30.

“… tuve miedo… “.  Mateo 25:25.

Dice uno de los siervos, quien por su miedo se gana una respuesta.

“… Siervo malo y negligente… “.  Mateo 25:26.

Veamos que el temor llevó al castigo, ya que el temor impide que usemos lo que tenemos y nos paraliza.

Esto nos muestra que el que teme, de seguro fracasará y perderá las bendiciones.

Es negligencia de nuestra parte permitir que haya temor en nuestras vidas y consideremos que Dios no nos va a aplaudir por ello.

Este mismo pasaje nos muestra 3 efectos más del temor.

* Percepción errónea de Dios.

“… te conocía que eres hombre duro… “.  Mateo 25:24.

Observa que el siervo carece de una imagen clara de Dios, ya que el temor lleva a creer en otro dios que no es el Dios de la Biblia, sino el dios que sus propios conceptos y temores han fabricado.

Esto hace que el temor se proyecte en nuestra relación con Dios, ya que no se percibe en Dios a un Padre, sino a un hombre duro.

Neutraliza nuestras capacidades y potencialidades.

“… escondí tu talento en la tierra… “.  Mateo 25:25.

El miedo al fracaso lleva a estar paralizado sin hacer nada con los talentos que Dios ya nos ha dado.

Lleva a perder las oportunidades.

“… Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos”.  Mateo 25:28.

El miedo lleva a que por estar parados, cualquiera se quede con tus oportunidades y con lo tuyo.

* Culpa.

La culpa es manipulada por Satanás.

En la actualidad muchos se saben perdonados teóricamente, doctrinalmente, teológicamente, pero tienen el problema de que el perdón no lo han interiorizado.

Para entenderlo veamos algunos ejemplos de la Biblia.

“…  me escondí”.  Génesis 3:8-10.

La persona que se siente culpable se esconde de Dios, pero el verdadero problema es que no se siente en paz, ni en armonía con los demás ni consigo mismo.

“… Satanás estaba a su mano derecha para acusarle”.  Zacarías 3:1.

“… vestiduras viles… “.  Zacarías 3:3.

¿Qué son las vestiduras vilesí

Las vestiduras viles son los actos vergonzosos y pecaminosos que hemos cometido en nuestra vida, desde la niñez hasta la vida adulta.

Satanás manipula esas vestiduras para acusarte y hacerte sentir culpable.

“…  he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala”.  Zacarías 3:4.

Nos habla del perdón de Dios y de nuestra propia esperanza de que sea quitada toda culpa de nosotros.

“…  ha sido lanzado fuera el acusador… el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche”.  Apocalipsis 12:10.

Observa que el acusador no descansa, por lo que debemos preguntarnos.

¿Cómo te preparas para resistir las acusacionesí

No te dejes manipular.

No descanses en aferrarte al escudo de la fe, para apagar las acusaciones del enemigo (Efesios 6:16).

“…  ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús… “.  Romanos 8:1.

La pregunta obligada es…

¿Vives en Cristo?

Ya que fuera de Cristo, Satanás te hace como él quiera.

Es en Cristo el único terreno que Satanás respeta y al que no entra.

* Amargura.

“Mirad bien… “.  Hebreos 12:15.

Esta sencilla frase es como la luz amarilla del semáforo que nos anuncia que debemos tener cuidado y precaución para evitar los efectos de la amargura, pues con solo una raíz basta para destruir.

¿Cuáles efectosí

Evitar que alcances la gracia de Dios.

¿Qué significa esto?

La gracia es toda clase de favor inmerecido que recibimos de Dios.

Existen síntomas de este punto y se dejan notar fácilmente con expresiones como…
– Siento que Dios me ha abandonado.

– Siento que mi oración no pasa del techo.

Te estorba.

La amargura te hace tropezar.

Te causa dolor y molestia.

Así no se puede llegar muy lejos en la vida cristiana.

Muchos sean contaminados.

Esta frase habla de tu medio ambiente, de tu entorno de operaciones, es decir la amargura nunca se queda sola, siempre se transmite a otros, lo que hace que te vuelvas una persona tóxica a los demás.

¿Qué causa la amargura?

El pasaje de Hebreos 12:16 cita el ejemplo de Esaú para explicar lo que causa la amargura, por lo que debemos analizar a Esaú.

Sentido de fracaso… Esaú perdió su primogenitura y no la pudo recuperar.

¿Has fracasado o estás fracasando en algo?

Sentido de rechazo… Esaú se sentía rechazado por su propia madre (Rebeca) quien amaba más a Jacob.

¿Te has sentido rechazado o poco amado por alguien?

¡Cuidado!

Esto produce amargura y la amargura contrista al Espíritu Santo en nosotros (Efesios 4:30, 31).

Recuerda que hay condiciones en nosotros que apagan la presencia del Espíritu en nuestra vida.

“Efraín se apacienta de viento… “.  Oseas 12:1.

Esta frase habla de lo que quisiste y no lograste, lo que en realidad no vale la pena.

En conclusión podemos ver que el temor, la culpa y la amargura son cargas que sí pesan y pesan mucho, no son ligeras, ni tampoco son del tipo de cargas que Dios quiere que llevemos.

En cambio el yugo de Jesús tiene que ver con su señorío en nuestras vidas, amarlo, obedecerlo y sentirlo.

Lo que proviene de Dios no hiere ni destruye, al contrario bendice.

Amén.

Dios Te Bendiga.



Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
0 Compartir