mujer-no-permitas-28 COSAS QUE NUNCA DEBES PERMITIR QUE UN HOMBRE TE DIGA

Decir: “No lo vi venir” es realmente otra manera de admitir que simplemente ignoraste las señales. A diferencia de lo que a muchas mujeres les gustaría creer, siempre hay señales tempranas que advierten que una relación está en peligro. Largos períodos de silencio, grandes discusiones sobre asuntos insignificantes, carencia de manifestaciones no-sexuales de afecto, podrían ser señales de alerta. También puedes ver luces rojas parpadeando cuando analizas las cosas que tu pareja dice o las que no dice. He aquí 8 señales que indican que tu relación podría estar en problemas.

Tu relación está en peligro si él dice…

1. “No estoy seguro si sigo enamorado de ti” – Esta es grande.
Si no está seguro si te ama, entonces no tiene sentido continuar en la relación. Otra cosa, el amor no es algo que se puede encender y apagar al estilo Hollywood. Puede ser que no fue honesto desde el principio o te ha estado enviando este mismo mensaje (usando otras palabras) desde hace mucho tiempo y no prestaste atención.

2. “No me atraes físicamente” – Una de las maneras en que manifestamos nuestro amor emocional por nuestra pareja es a través del contacto físico. Lo ideal es que la atracción mutua forme parte de la ecuación amorosa. El amor, sumado a la atracción física conlleva a una pasión intensa. Debes permitirle ser abierto y honesto en cuanto a las razones por las cuales ha perdido el interés en tu físico. No es sabio ignorarlo. Si estás casada, tampoco es buena idea salir a comprar lencería fina sin antes lidiar con el problema real.

3. “Me voy” – Los hombres realmente comprometidos pocas veces utilizan esta frase como una amenaza vacía. Sin embargo, puedes esperar escucharla de hombres con el hábito de abandonar sus relaciones. Estos últimos raras veces dan advertencias, simplemente se recogen y se van. Los hombres con un compromiso real para con la relación, a menudo se van cuando se sienten defraudados o cuando otra llega a ocupar tu lugar en su corazón.

4. “Eres estúpida/ gorda/ fea o No vales nada” – Un hombre que te insulta no te respeta. Nunca veas su irrespeto como una simple falla en su carácter—es mucho más que eso. Puede ser que creció en un ambiente en el cuál prevalecía este tipo de conductas, o lo hace para controlarte y quebrantar tu espíritu. Sea cual fuere la razón, necesita parar porque se trata de abuso emocional. EL necesita buscar ayuda profesional para determinar qué es lo que lo impulsa a comportarse de esa manera. De no hacerlo, su conducta continuará y empeorará.

5. “No pagaré más cuentas” – ¿Será que llegó a esa decisión porque tú gastas en exceso? O ¿Sencillamente ha escogido no cumplir con sus responsabilidadesí El matrimonio es una sociedad. A las mujeres raras veces les gusta tomar estos asuntos monetarios en serio, pero las finanzas necesitan ser discutidas y acordadas en equipo para que la relación sea exitosa.

6. “Es sólo una amiga. Fue sólo un amorío pasajero” – Espero que sospeches que cuando dice esto es porque realmente fue más que una amiga y lo que ocurrió fue más que un amorío. Vivimos en un mundo que ha normalizado la infidelidad masculina. Pero la infidelidad es señal de que hay serios problemas personales más profundos. También es una señal de que hay asuntos sin resolver dentro de la relación misma.

7. “Yo trabajo duro en la calle. No haré trabajos domésticos”
– Nuevamente las palabras claves son “equipo y sociedad”. En una sociedad, ambos socios tienen que poner de su parte en todas las áreas del matrimonio. Algunos hombres han sido criados con la idea que los quehaceres domésticos son sólo para mujeres, un mito que necesita ser extirpado rápidamente para que la relación funcione saludablemente.
8. “Nada” – Los hombres tienden a ser introspectivos y no comparten sus sentimientos con facilidad. A veces es buena idea dejarlos en paz por un día. Pero en algún momento después de eso tú necesitarás averiguar qué es lo que le molesta. Largos períodos de silencio y la falta de comunicación sólo crearán mayor distancia entre ambos.

Cada relación que enfrenta problemas posee su propio conjunto de señales de aviso. Las parejas, en especial los hombres, raras veces son los que inician la búsqueda de ayuda. La terapia, la inversión en buenos libros que tratan con el problema, unirse a un grupo de apoyo, conversar con otras parejas y la comunicación abierta entre ambos siempre ayudan a mejorar la situación.

Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org