Inicio » Devocional Cristiano » Devocionales Cristianos – El Desanimo

Devocionales Cristianos – El Desanimo

El Desánimo

http://www.pgr.mpf.gov.br/pgr/saude/doencas/imagens/Diabete6.gif


El apóstol Santiago dijo por la inspiración del Espíritu Santo: "El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos" (1:8).¿Conoce usted a alguien que hoy diga una cosa y mañana cambie de opinion?  Sin lugar a dudas no sólo conoce a una persona así, sino a muchas.

El desánimo significa literalmente sin ánimo.  Al señor y la señora desanimados los encontramos en el trabajo, en el vecindario, en la congregación y hasta en el ministerio.

El desánimo es una barrera sicológica que taladra los pensamientos.  De ahí, taladra los sentimientos.  Finalmente, llega y agujerea la voluntad.  La persona desanimada se aprisiona en su propio calabozo por la falta de auto-estima, del deseo de querer superarse y de lograr realizarse en toda su potencialidad El señor y la señora desanimados son muy volubles en su carácter y fracazan mucho en sus promesas.  No están dispuestos a pagar el precio del éxito.  Les agradan las cosas emocionales y del momento.  Pero metas a largo plazo, que exijan disciplina, dedicación y paciencia, les hacen desistir fácilmente.

Bien claro dice el texto sagrado: "El hombre de doble ánimo es inconstante en sus caminos Comienza muchas cosas, pero termina algunas.  EL desánimo lo lleva siempre a un callejón sin salida.

La persona desanimada pierde la confianza de otros.  Nunca es fiel en lo que se le encarga.

Mientras la emoción está en ebullición se mueven, pero cuando la emoción se apaga, se paralizan.

Tengo una receta para ti que te desanimas:

*

Admite que eres tú quien te desanimas y no culpes a otros.

*

Desarolla patrones disciplinarios.
*

Sé realista y práctico.  NO te ilusiones.  La ilusión lleva al desánimo.  La realidad mantiene el ánimo.

*

Pídele ayuda al Señor Jesucristo.  Es mejor que ningún consejero.  Él sabe por qué tú te desanimas y te aflojas tan pronto.  No temas en orarle, llorarle y rogarle para que te inyecte ánimo.  El gustosamente lo hará si tú lo dejas.




Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte