Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas,
según las tradiciones de los hombres,conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo.

Colosenses 2:8.

http://perso.wanadoo.es/elpinkii/img/libros.gif

Mirad que nadie os engañe


Cuando alguien ha sido atraído hacia Jesucristo, llega a ser el blanco de aquel que la Escritura llama Satanás, el diablo. ?Vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar?, dice el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8). Pero este enemigo no siempre se muestra abiertamente, lo que lo hace aún más peligroso. Uno de sus más sutiles ardides es insinuar, al lado de la verdad divina, los peligrosos errores inventados por le espíritu humano separado de Dios. Entonces la imaginación da rienda suelta inventando mitos y supersticiones de todos los géneros bajo el pretexto de religión.

No caiga en la trampa de un falso conocimiento. La mente humana es capaz de explorar muchos campos en el mundo visible, pero no está en condiciones de sondear el mundo invisible, salvo si es iluminada por el Espíritu de Dios. Le hace falta la revelación de Dios contenida en la Palabra de verdad. Fuera de esto yerra el camino. Por otro lado, los principios morales de este mundo sin Dios se basan en la buena opinión que el hombre tiene de sí mismo, mientras Dios declara que el hombre es pecador. Sólo en Jesucristo descansa las certeza, la paz y el gozo del creyente.

Tentados seréis, conflictos tendréis;
Sed fieles a Cristo el Señor;
A vuestro favor es intercesor
Sed fieles a Cristo el Señor.