Creo que mi amiga/o sufre de un trastorno de la alimentación




Se habla mucho, y se ve más todavía, sobre lo que tiene que ver con la “imagen ideal”. Esa que nos venden, nos presentan por donde menos lo imaginamos y nos animan a pensar que si no alcanzamos, tampoco alcanzaremos mucho de lo que nos propongamos…. En este contexto es que los desordenes de alimentación son ya moneda corriente para nosotros. Acá van algunas cosas para tener en cuenta si te enteras o sospechas que una amiga tuya está pasando por una situación como esta:

* No te enojes ni frustres si no reconoce que está teniendo un desorden de este tipo . Es común el rechazo a hablar del tema o pedir ayuda profesional. Intenta acercarte a su entorno más próximo (familia, hermanos) y comunícales la situación que estás viendo y te llama la atención.
* Muéstrale tu amor incondicional . Como en toda enfermedad la persona está sufriendo y experimentando situaciones de culpa. Necesita sentir el amor de Dios y de sus pares de manera cercana y concreta.
* Infórmate de cómo ayudarla. El entorno es super importante para quienes están sufriendo una situación así. Buscar información en profesionales e instituciones que puedan darte herramientas para brindar tu apoyo.
* Evita intentar “sacar el tema” enfocando tus conversaciones en aspectos físicos , modelos, comentarios sobre su cuerpo, etc. Necesita saber que te interesas en todos los aspectos de su vida, y no sólo en lo físico, donde ya está poniendo un enfoque que no es sano seguir intensificando.
* Aunque no quiera relacionarse, intenta integrarla a actividades grupales o salidas. Es una situación que lleva al aislamiento y es importante que haya gente que muestre su cariño e interés más allá de que no sea siempre bien correspondido.
* Haz lo que esté a tu alcance para que ya sea ella o su familia inicien la consulta con profesionales afines que puedan ayudarla a salir adelante. Los trastornos de la alimentación son una enfermedad que desgraciadamente pueden llevar a la muerte, es vital que seamos concientes de esto y pongamos en manos de gente que sabe esta problemática.
* Ora. Nadie está exento de sufrir una enfermedad como esta. Tu oración será sin duda un apoyo fundamental para que Dios pueda transformar la vida y el corazón de quien está sufriendo.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí