Devocional – Pecados Ocultos ? Por quien?

“Y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:19)



“Lanzarás todos nuestros pecados en las profundidades del mar” (Miqueas 7:19)

D. L. Moody, cierta vez, dijo: “existen dos modales de encubrir nuestros pecados: De la manera de Dios y de la manera del hombre. Si usted intenta esconderlos a su manera, ellos resucitarán algún día; pero se usted deja el Señor ocultarlos, ni el demonio ni hombre alguno podrá hallarlos nuevamente.”

George Woodall era un misionero en el centro decadente de Londres. Cierto día, una joven que él había llevado a Cristo vino a él y dijo: “He estado muy preocupada. ¿Dios realmente perdonó mi pasado?” Woodall le contestó: “Si esto la está inquietando, creo que sé qué Dios le hablaria y mandaría a usted preocuparse por sus propios asuntos.” “¿Qué usted quiere decir con eso ?” Preguntó con un mirar perplejo. Él le contestó: Sus pecados, después que Jesús los tomó , pasaron a ser asunto de él. Los Escondió de tal manera que nadie jamás podrá encontrarlos.”

Es maravilloso saber que el Señor Jesús, cuando abrimos nuestro corazón para Él, recibiéndolo como Señor y Salvador, perdona todos nuestros pecados , y de ellos no se recuerda nunca más.

En Cristo tenemos nueva vida, nueva manera de enfrentar el mundo, nuevos propósitos a alcanzar, la certeza de que estamos caminando en el camino cierto y en dirección a la verdadera felicidad. Desde aquel momento no vivimos más en la práctica del pecado, y, si por un desliz humano, erramos nuevamente, contamos con Su cariño y perdón. Cuando alguien aparece intentando acusarnos de errores del pasado, podemos, en la autoridad del nombre de Jesús, decirle: “Este pecado no está más conmigo. El Señor lo llevó. Vaya a reclamarle a Él.”

Si nuestros pecados nos acongojan y no permiten que tengamos paz, no debemos intentar esconderlos. Pidamos al Señor los perdone. Serán encubiertos para siempre.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí