MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO

Allí estaba el hombre, su aspecto era similar al de un mendigo, sus ropas manchadas con sangre, su rostro tomando un tono algo morado, como si acabara de recibir un fuerte golpe, muchos lo llaman “el lunático”, Casi a las rastras es traído ante un elegante juez, quien en un tono arrogante ,y luciendo un carísimo traje, motivado por la curiosidad deja su cómodo sillón y camina ante el acusado, lo examina de pies a cabeza y realiza la pregunta mas extraña que un funcionario de justicia hiciera jamás, ¿Eres tú un rey?

El muy maltratado hombre, con una mirada que, Me atrevo asegurar El juez jamás olvidara, responde:

-Si que lo soy “PERO MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO” Siendo un pensador no puedo dejar de imaginar la escena, El juez, sorprendido por la extravagante respuesta, irrumpe en el silencio, con una incontenible carcajada, Un rey tu?…. por favor… Saquen de mi presencia este loco… Solo una horas después …en un madero en Cruz el lunático no solo volvía a su Eterno Trono , sino también, me convertía en príncipe… …. Y el soberbio juez?..

……Ha….. está sepultado esperando su turno para comparecer ante el trono de aquel que un día mando a castigar…
———–

De vez en cuando la vida me pone ante algo o alguien que me pregunta… en un tono burlón Tu un príncipe…?

Y sin importar su nombre…enfermedad , aflicción, escasez, dolor, en fin , sea cual sea su nombre , le miro y contesto erguido:

Si soy un príncipe, pero mi reino no es de este mundo.

Bendiciones

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí