Buscando a Dios Antes y No Después  

Somos muy buenos en hacer las cosas a nuestra manera. Pero, cuando las cosas no salen bien, nos volvemos a Dios y decimos:

¿Qué debo hacer ahora? ¡Ayuda por favor!. Si no fuésemos tan necios, aprenderíamos que lo mejor es buscar la dirección de Dios en primer lugar, para no tener que buscarlo para que él corrija nuestros errores.

Si queremos una vida feliz, si anhelamos realizar cada uno de nuestros sueños, si no queremos tener que empezar nuevamente debido a los equívocos de nuestra obstinación, lo mejor que podemos hacer es dejar que el Señor dirija nuestros pasos. Con certeza llegaremos a grandes victorias.

Paulo Barbosa

1 COMENTARIO

  1. cadaq fracaso en nuestra vida esuna experiencia que nos alimenta, pero son lagrimas que se hubieran podidoevitar si tan solo, hubieramos escuchado su voz. obedece aunque te cueste la vida, porque aunque asi sea el señor te dara vida eterna.anita

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí