Mejor me es la ley de tu boca que millares de oro y plata.
Me regocijo en tu palabra como el que halla muchos despojos.Salmo 119:72 y 162.

El hallazgo de un tesoro

El 7 de diciembre de 1999, en Ardeche (Francia), un hombre que trabajaba restaurando una vieja casa halló 280 piezas de oro guardadas en una vasija hecha pedazos por un golpe de pico. Las piezas descubiertas, de un peso total de 2,5 kg, tienen estampada la efigie de los reyes Luis XV y Luis XVI.

Uno se imagina fácilmente la emoción y la alegría de ese hombre a quien la ley reconoce como el dueño de la mitad del tesoro; (la otra mitad corresponde al propietario del lugar). ¡Es un hombre feliz!

Pero, ¿sabe usted que hay alguien más feliz aún? Es aquel que posee la Palabra de Dios y la pone en práctica. ¿Somos suficientemente conscientes del tesoro que poseemosí Su valor es estimado por el autor del Salmo 119 en millares de piezas de oro y plata (v. 72).

La Biblia contiene el conjunto de todos los pensamientos de Dios respecto al hombre, su proyecto establecido para Cristo y los suyos. Es un libro que empieza en el momento en que el pasado toca la eternidad y que nos conduce, mediante el desarrollo y la solución de todas las cuestiones morales, a la meta, futuro que se pierde en la eternidad. Finalmente es un libro que sondea las cuestiones morales en la perfecta luz de Dios, plenamente revelada, y nos da a conocer los fundamentos de una nueva relación con él.

La Biblia fue y sigue siendo un tesoro para millones de cristianos… ¿y para usted, qué esí

Tomado de : La Buena Semilla

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí