Inicio » Devocional Diario » Devocionales Diarios – El Mana

Devocionales Diarios – El Mana

Nuestros padres comieron el maná en el desierto,como está escrito: Pan del cielo les dio a comer… Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida;el que a mí viene, nunca tendrá hambre.
Juan 6:31 y 35.

Devocional Diario – El maná

 

Durante cuarenta años los israelitas (centenares de miles de personas), vivieron en los desiertos de la península de Sinaí. ¿Cómo pudieron sobrevivir? Gracias a un milagro: cada día Dios les proveía de un alimento llamado maná. “Por la mañana descendió rocío en derredor del campamento. Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda… como una escarcha sobre la tierra… No sabían qué era. Entonces Moisés les dijo: Es el pan que el Señor os da para comer… era como semilla de culantro, blanco, y su sabor como de hojuelas con miel” (Éxodo 16:13-31).

Por la mañana cada uno debía recoger el maná según sus necesidades. Era inútil aprovisionarse; Dios proveía cada día a las necesidades de su pueblo. ¿Cómo no admirar la fidelidad de Dios, quien durante cuarenta años, alimentó así a su pueblo? Sin embargo, muy pronto los israelitas no apreciaron ese don de Dios. Inicialmente le habían hallado un gusto de torta de aceite, pero luego le tuvieron fastidio y lo llamaban “este pan tan liviano” (Números 11:8; 21:5).

Para el cristiano, el alimento que viene del cielo es Jesucristo, la Palabra (el Verbo) hecha hombre (Juan 1:14). Es necesario alimentarnos todos los días de esa Palabra, pues nuestras almas la necesitan. Tomémonos el tiempo de hacer una lectura apacible de la Palabra y escuchar atentamente el mensaje divino.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte