El que de arriba viene,es sobre todos.Juan 3:31.

 

Os ha nacido hoy,en la ciudad de David, un Salvador,que es Cristo el Señor.Lucas 2:11.

 

El hombre que vino de arriba

 

Imaginemos a dos niños que han caído en un hoyo lleno de lodo. ¡Qué angustia! El más pequeño suplica a su compañero: –¡Ayúdame; sácame de aquí, tengo lodo hasta la cintura! El otro responde: –¿Cómo quieres que te ayude si yo también estoy hundido? Entonces ambos gritan lo más fuerte posible. Un transeúnte los oye, alerta al vecindario y arroja una cuerda a los niños. En seguida los chicos la agarran y unos minutos más tarde se reúnen con el autor de su salvación. Sólo alguien que no había caído en el hoyo pudo socorrerlos, pues ayudó desde arriba.

 

El mejor de los hombres, por más sabio, bienhechor o religioso que sea, no puede salvar a otro, caído como él en el hoyo del pecado. En efecto, todos estamos en la misma situación, todos estamos marcados por un mal interior y una innata oposición a Dios. Necesitamos de un Salvador que no haya heredado la naturaleza pecaminosa. Es Jesús, el hombre que vino de arriba, del cielo.

 

Ninguna otra persona nació como él. Fue concebido por el poder de Dios, sin intervención de un hombre. Setecientos años antes de su venida, el profeta Isaías había predicho que nacería así (Isaías 7:14). El lugar de su nacimiento y su época habían sido anunciados igualmente (Miqueas 5:2). Además Dios había enviado ángeles para proclamar su venida (Mateo 1:20-21; Lucas 2:9-12). Nunca apareció en la historia un hombre como Jesús. Él es único e incomparable, el único Salvador.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí