La vida de un cristiano puede ser descrita en un 10

 

cuatro modos: como una jornada, como una batalla, como una peregrinación y como una corrida.  Debe seleccionar su propia metáfora.

 

Sea cual sea nuestra elección , debemos esforzarnos para terminarla bien.  Si hallamos nuestra vida una jornada, debemos completarla.  Si hallamos una batalla, debemos encerrarla.  Si hallamos una peregrinación, debemos concluirla.  Si hallamos una corrida, debemos ganarla.  El grande secreto es colocarla en el altar de Dios.  En todos los cuatro modos tendremos victoria.

 

Paulo Barbosa

2 COMENTARIOS

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí