Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos;primicias de los que durmieron es hecho.1 Corintios 15:20.

Está establecido para los hombres que mueran una sola vez,y después de esto el juicio.Hebreos 9:27.

¿Qué ocurre después de la muerte?

Se dice: «Cuando uno ha muerto, está bien muerto. Además, nadie volvió para decir cómo están las cosas al otro lado».

¡Pero esto no es verdad! Cierto día un hombre murió clavado en una cruz. El que vigilaba la ejecución constató su muerte. Uno de los verdugos le abrió el costado con una lanza: el crucificado estaba bien muerto. El gobernador romano dio el permiso para sepultarlo; fue puesto en un sepulcro cuya entrada se cerró con una gran piedra a la que los principales del pueblo mandaron sellar. Luego pusieron una guardia de soldados. Ese hombre era Jesús.

Pero tres días después, el domingo en la mañana, se produjo un gran terremoto. Un ángel apareció y removió la piedra; la tumba estaba vacía: ¿dónde estaba el cuerpo de Jesúsí ¿Alguien se lo había llevado? ¡No! Jesús volvió a la vida; Dios lo resucitó. La muerte no lo pudo retener (Hechos 2:25-32). ¡Está vivo! A sus discípulos les costó creerlo, aun cuando vieron los lienzos y el sudario doblados en el sepulcro.

Pero no dudaron cuando Jesús apareció en medio de ellos: le hablaron, lo tocaron y comieron con él. ¡Qué gozo! Más de quinientas personas lo vieron durante los cuarenta días que permaneció en la tierra, antes de ser elevado al cielo. Todos fueron testigos de que Jesús venció a la muerte. La Biblia afirma que un día todos los muertos resucitarán, sea para ir a vivir con Dios o para permanecer perdidos lejos de él.