He aquí, yo vengo pronto;retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.Apocalipsis 3:11.

Quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo.Juan 17:24.

Así estaremos siempre con el Señor.1 Tesalonicenses 4:17.

 

Como si tuviese que volver hoy

 

El retorno del Señor Jesucristo es una verdad que nos enseña la Biblia. Lo importante es que sea una verdadera esperanza para cada creyente. El Señor desea que lo esperemos para verlo y estar para siempre con él.

Estar con el que tanto nos amó hasta dar su vida por nosotros, ¿no es un motivo suficiente para esperarle ardientemente?

Cierta vez el apóstol Pablo fue arrebatado hasta el tercer cielo, el paraíso. Allí oyó palabras inefables, palabras que el lenguaje humano no puede expresar (2 Corintios 12:2-5). Así comprendemos que la presencia del Señor Jesús resucitado y glorificado será la fuente de una felicidad y de un gozo indescriptibles y siempre renovados.

Jesús mismo desea tener junto a él a todos los Suyos; tanto los que han creído a Dios antes de la cruz como los que fueron rescatados después de su resurrección.

¿Por qué a menudo esperamos al Señor de una manera tan lánguida e indolente? Porque tenemos tendencia a buscar nuestros propios intereses y “no lo que es de Cristo Jesús” (Filipenses 2:21).

Oremos para que el Señor avive nuestros afectos por él. Entonces le esperaremos de una manera que lo regocijará desde ahora.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí