14. Piénsalo dos veces si quebrantar la ley les es gracioso y emocionante.

Cuando veo un detector de radar en un auto, reconozco que estoy en presencia de alguien que desprecia los límites, que se ríe de la ley y quiere que el mundo lo sepa.

15. Piénsalo dos veces si muestra poco respecto por la agenda y el horario de otros.

Salí con una mujer por mucho tiempo. Una noche, esperé por ella 45 minutos en el restaurant. Finalmente ella apareció y me explicó. “Bien, me encontré con unos amigos que no había visto en mucho tiempo y simplemente olvidé la hora. ¡Perdón!” Le contesté, “Lo entiendo. He estado esperando 45 minutos. Lamento que la presencia de otros haya hecho que te olvidaras de mí. Estoy seguro de que Dios tiene a alguien más emocionante para tu futuro.” Se terminó nuestra relación.

El respeto por el horario de otros revela mucho.