27. Piénsalo dos veces si existe constante disputa entre ellos y sus padres.

Honrar a nuestros padres fue el primer mandamiento con promesa. Los que celebran y festejan la autoridad sobre sus vidas, finalmente triunfarán.

 

28. Piénsalo dos veces si tratan el favor de otros con ingratitud.

Innumerables veces, he pagado por comidas en restaurantes y nunca recibí las gracias por ello. Salí con una mujer por muchos meses sin recibir las gracias por nada que le compré o hice por ella durante ese año. Su explicación fue la siguiente: “Simplemente no fui enseñada para decir la palabra “gracias”. Demostraré mi gratitud de otras formas”. Absurdo.