40. Piénsalo dos veces si su presencia no te motiva hacia un nivel más elevado de excelencia.

Tu ya posees debilidades. No requieres de nadie para alimentarlas. Cualquiera puede tirarte hacia abajo. Por eso Dios te proporciona un compañero para levantarte. Define tu actual relación, honesta y claramente. Si persistes en una relación insana, las consecuencias dolorosas te enseñarán