A vosotros (los judíos) a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios;
mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna,he aquí, nos volvemos a los gentiles (naciones).Hechos 13:46.

 

La salvación ofrecida a todos

En la sinagoga de Nazaret Jesús se levantó para leer en el rollo del profeta Isaías un texto que se refería a él: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas… Hoy se ha cumplido esta Escritura” (Léase Lucas 4:16-30). ¡Qué sorprendente discurso, tanto más admirable por ser el del hijo del un carpintero! Los oyentes estaban de acuerdo en escuchar palabras que agradaban al corazón, pero no las exhortaciones que removían la conciencia.

La emoción pasajera no es prueba de fe. Jesús, quien se percató de la incredulidad de sus conciudadanos, les habló luego de dos personas «no judías» que habían sido privilegiadas. Este pensamiento los enojó y los incitó a echarle brutalmente de la ciudad. Pensaban ser los únicos de quienes Dios se ocupaba.

Es un relato que nos hace pensar en la semilla de la parábola del sembrador, la que cayó en pedregales (Mateo 13:5-6, 20-21). Germinó y se secó pronto bajo el sol ardiente, pues no tenía raíces. Esta semilla representa una emoción pasajera, sin porvenir.

Para que la Palabra brote y lleve fruto, la semilla tiene que caer en un corazón bien arado, que se reconoce pecador. La salvación es para todo aquel que escucha; sin distinción de raza, nacionalidad… “El que tiene oídos para oír, oiga”, concluyó el Señor Jesús.

1 COMENTARIO

  1. AMEN, LA SALVACION ES PARA TODOS SIN DISTINCION DE RAZA, DE LENGUA O NACION. ES GRATUITA.
    SEMBREMOS ESA PRECIOSA SEMILLA QUE ES LA PALABRA DE DIOS, Y OREMOS PARA QUE DIOS LA HAGA GERMINAR Y CRECER, Y DAR FRUTO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí