Desde los cielos miró el Señor; vio a todos los hijos de los hombres.Salmo 33:13.

Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto,y he oído su clamor a causa de sus exactores;
pues he conocido sus angustias (dijo Dios).Éxodo 3:7.

 

Un Dios que lo sabe todo – el Devocional Diario

 

Actualmente ciertos satélites son capaces de fotografiar detalles de la superficie terrestre del tamaño de un metro cuadrado. Entonces, ¿nos parecería extraño que Dios, quien creó al hombre, conozca todo, escudriñe todo, registre todo lo referente a la vida de cada uno de nosotrosí Es un pensamiento impresionante para el pecador, pero ¡cuán saludable para el creyente!

Después de tomar conciencia de que Dios conoce todo en mi vida, un primer reflejo podría ser tratar de escapar de su mirada. ¡Pero esto es imposible! Su mirada, como un haz de luz, penetra y escudriña lo más profundo de mi ser. Para él soy transparente. No perdamos años de nuestra vida escondiendo a nosotros mismos los verdaderos móviles de nuestra existencia (ambición, amor al dinero…) porque tememos el veredicto de Dios y aplazamos cada vez más un verdadero encuentro con él.

Pero aquel que se deja hallar por Dios hace un nuevo descubrimiento: Dios no es sólo omnisciente u omnipresente; él conoce todo mi pasado, incluso el día de mi concepción, y se revela como mi creador. Me sacó de la nada. Soy su obra, y en su ilimitada memoria está registrada toda mi historia.

De ahí en adelante, cada mañana al despertar me apresuro a tener comunión con este Dios, quien me protege y acompaña como a su hijo.”¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!” (Salmo 139:17).