Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.Lucas 23:43.


Hoy estarás conmigo en el paraíso (2) – el Devocional Diario


La segunda frase de Jesús en la cruz es una promesa de salvación hecha por el Juez supremo a un acusado. No es un perdón temporal, sino la paz eterna; no es la vida que sigue en la tierra, sino el reino de Dios y la resurrección para una nueva vida en el cielo.

Al principio, los dos malhechores crucificados con Jesús lo insultaban.

Luego uno de ellos cambió de actitud. Reconoció su culpabilidad y dio testimonio de la inocencia de Jesús, diciendo lo siguiente: “Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo”. En ese momento crucial, él era el único que discernía la perfección de Jesús, y le rogó: “Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino”.

La respuesta fue inmediata y la promesa segura: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Habiendo reconocido su culpabilidad, el malhechor, condenado por los hombres, fue absuelto por Dios. Y lo fue porque Jesús estaba a punto de expiar sus culpas ante Dios. Recibió la seguridad de una salvación personal en la presencia del Salvador mismo. Es un maravilloso porvenir que compartirán todos los que hayan puesto su confianza en Cristo.

Jesús es el Salvador de vidas arruinadas. No nos desesperemos a causa del mal que hemos cometido. Jesús es igual de poderoso que ayer para salvar. Él conoció la humillación más grande, el más profundo rebajamiento, la vergonzosa muerte en la cruz, a fin de darnos a conocer el amor de su Padre, ¡por la eternidad!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí