DEDICATORIA

Este pequeño testimonio es dedicado amorosamente a la memoria de Elliott Lowell Taylor, mi primogénito y muy amado hijo, que nos dejó el 11 de febrero de 1986.

Y a mi pastor y su esposa, Chuck y Kay Smith que amorosamente me sacaron adelante en la noche más negra de mi vida.

1 COMENTARIO

  1. HERMANOS QUERIDOS,MUCHAS GRACIAS POR TAN HERMOSO MATERIAL PARA QUE LOS NIÑOS PINTEN….DIOS LOS BENDIGA MUCHO.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí